WCLC 2019 – El tratamiento con durvalumab más quimioterapia mejora significativamente la supervivencia en los pacientes con carcinoma pulmonar microcítico en estadio extenso


  • Cristina Ferrario — Agenzia Zoe
  • Univadis
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • En el tratamiento de primera línea del carcinoma pulmonar microcítico en estadio extenso (CPM-EE), la adición de durvalumab (D) a la quimioterapia estándar con etopósido y derivados del platino (EP) prolonga significativamente la supervivencia general (SG) y obtiene una reducción del 27 % en el riesgo de muerte.
  • Con la politerapia no emergió ninguna nueva señal de seguridad.

Por qué es importante

  • Los pacientes con CPM-EE tratados con etopósido y derivados del platino suelen sufrir recidiva en los 6 meses siguientes y la mediana de la SG es de aproximadamente 10 meses.
  • Durante tres decenios las alternativas disponibles fueron limitadas y se necesitan nuevos tratamientos para prolongar la supervivencia.

Diseño del estudio

  • En el estudio abierto, multicéntrico y en fase III CASPIAN se evalúa el tratamiento con durvalumab (D) ± tremelimumab, en combinación con EP, como tratamiento de primera línea del CPM-EE.
  • A partir de entonces se notifican los resultados de un análisis provisional programado del tratamiento con durvalumab + EP (D + EP) frente a EP.
  • Se asignó de modo aleatorio a pacientes con CPM-EE que no habían recibido tratamiento anterior a recibir 1500 mg de durvalumab + EP c/3s (n = 268) o EP c/3s (n = 269).
  • En el grupo de inmunoterapia, los pacientes recibieron tratamiento con hasta 4 ciclos de EP seguidos de durvalumab de mantenimiento hasta la progresión.
  • En el grupo de quimioterapia se administraron hasta 6 ciclos de EP y radioterapia craneal profiláctica (RCP) opcional, a criterio del investigador.
  • Se permitió a los investigadores elegir la pauta de derivados de platino (carboplatino o cisplatino), lo que refleja la práctica clínica actual.
  • El criterio de valoración principal fue la SG; los criterios de valoración secundarios incluyeron la supervivencia sin progresión (SSP) y la tasa de respuesta objetiva (TRO).

Resultados clave

  • La SG fue significativamente más elevada en el grupo de D + EP que en el grupo de EP (HR: 0,73; p = 0,0047), con una mediana de la SG de 13,0 meses frente a 10,3 meses, respectivamente.
  • A los 18 meses, continuaban vivos el 33,9 % de los pacientes tratados con D + EP y el 24,7 % de los tratados con EP.
  • La tasa de SSP a los 12 meses fue del 17,5 % frente al 4,7 % con D + EP y EP, respectivamente; la TRO confirmada (evaluada por el investigador según RECIST v1.1) fue del 67,9 % frente al 57,6 %.
  • Los datos de seguridad fueron similares en los dos grupos: el 61,5 % y el 62,4 % de los pacientes notificaron acontecimientos adversos (AA) de grados 3-4 en el grupo D + EP y EP, respectivamente.

Financiación

  • AstraZeneca.

Comentario del experto

“En el estudio CASPIAN se confirmó la función de los inhibidores de punto de control inmunitario en el CPM-EE. Dado que la eficacia de la inmunoterapia en el CPM se observa en una minoría de pacientes, se justifica la realización de estudios sobre biomarcadores predictivos que sirvan para identificar a los pacientes con mayor probabilidad de beneficiarse”. Ahn MJ. Catedrático, División de Hematología-Oncología, Departamento de Medicina. Centro Médico Samsung, Facultad de Medicina de la Universidad de Sungkyunkwan (Seúl, Corea).