Vivir cerca de pozos de petróleo y gas se relaciona con bajo peso al nacer (Environ Health Perspect)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Vivir cerca de pozos activos de petróleo y gas puede incrementar el riesgo de las embarazadas de tener hijos con bajo peso al nacer, especialmente en zonas rurales, según un nuevo estudio sobre casi 3 millones de nacimientos en California (Estados Unidos), publicado en Environmental Health Perspectives.

El estudio, financiado por la Junta de Recursos del Aire de California, es uno de los más grandes de su tipo y el primero en el estado. Analizó los registros de casi 3 millones de nacimientos de personas que viven 10 kilómetros alrededor de al menos un pozo de petróleo o gas entre 2006 y 2015.

A diferencia de estudios anteriores, examinó los nacimientos en áreas rurales y urbanas, y las personas que viven cerca sitios activos e inactivos de petróleo y gas.

El estudio encontró que, en las zonas rurales, las mujeres embarazadas que vivían a menos de 1 kilómetro de los pozos de mayor producción tuvieron 40% más probabilidades de dar a luz a niños con bajo peso al nacer y 20% más probabilidades de tener niños pequeños para su edad gestacional, en comparación con las personas que vivían más lejos de los pozos o cerca de los pozos inactivos. Entre los nacimientos a término, los niños tenían de media 36 gramos menos.

Las personas que viven cerca de pozos activos en áreas urbanas también tenían probabilidades ligeramente mayores de tener hijos pequeños para la edad gestacional. El estudio no encontró una relación significativa entre la proximidad a los pozos de petróleo y gas y los nacimientos prematuros.

"Nacer con bajo peso al nacer o pequeño para la edad gestacional puede afectar el desarrollo de los recién nacidos y aumentar su riesgo de problemas de salud en la primera infancia e incluso en la edad adulta", explica Rachel Morello-Frosch, autora principal del artículo.