Virus comensales de la piel pueden prevenir el cáncer cutáneo (Nature)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los virus son conocidos como potenciales causantes de cáncer, pero al menos una clase de ellos que comúnmente viven en la piel humana, los llamados virus del papiloma humano (VPH) de bajo riesgo, parecen desempeñar un papel involuntario en la protección contra el cáncer de piel, según un nuevo estudio publicado en Nature.

Los pacientes inmunodeprimidos tienen un mayor riesgo de cáncer relacionado con infecciones virales, particularmente el carcinoma de células escamosas (CCE). Aunque varios estudios han tratado de mostrar una relación entre las infecciones por el VPH y el CCE, ninguno ha podido demostrar que los VPH realmente impulsen el desarrollo de estos cánceres de piel comunes, apunta Shawn Demehri, investigador del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos).

En cambio, trabajando con modelos experimentales y muestras de tejido de cáncer de piel humana descubrieron que la presencia de VPH comensales, formas de VPH de bajo riesgo que habitan en la piel de una gran mayoría de personas, parece tener un efecto protector indirecto contra el CCE.

"Esta es la primera evidencia de que los virus comensales podrían tener efectos beneficiosos para la salud tanto en modelos experimentales como en humanos, y resulta que este efecto beneficioso tiene que ver con la protección contra el cáncer. El papel de estos virus comensales, en este caso los virus del papiloma, es inducir inmunidad que luego protege a los pacientes de los cánceres de piel", prosigue el investigador.

En los pacientes con sistemas inmunes debilitados, la pérdida de inmunidad en lugar de los efectos cancerígenos de los VPH es la razón de que aumente en más de 100 veces en el riesgo de cáncer cutáneo, comentan los autores.

Sus hallazgos sugieren un método novedoso para prevenir el cáncer de piel utilizando una vacuna basada en linfocitos T. "Las vacunas basadas en linfocitos T contra los VPH comensales pueden proporcionar un enfoque innovador para aumentar la inmunidad antiviral en la piel y ayudar a prevenir verrugas y cánceres cutáneos en poblaciones de alto riesgo", escriben.