Viruela símica: hasta una cuarta parte de las mujeres se infecta sin contacto sexual

  • Andrea Hertlein
  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Entre mayo y noviembre de 2022 se notificaron más de 78.000 casos de viruela símica en todo el mundo, la mayoría en hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres. Ahora, por primera vez, un equipo internacional de investigadores dirigido por Chloe Orkin, de la Universidad Queen Mary de Londres, ha estudiado las infecciones por viruela símica en las mujeres. Los resultados de la serie de casos se publicaron recientemente en Lancet

Los investigadores recogieron datos de 136 mujeres de 15 países con infección confirmada de viruela símica entre el 11 de mayo y el 4 de octubre de 2022, incluyendo 69 mujeres del mismo sexo (cis) y 62 transexuales y 5 individuos no binarios que fueron clasificados como mujeres al nacer.

Infección incluso sin contacto sexual

Según los resultados del estudio, el contacto sexual es probablemente el modo de transmisión en la mayoría de los casos de viruela símica (73 %), pero no de todos. La distinción entre mujeres cis y transexuales proporciona una visión importante al respecto, subrayan los científicos. Según el análisis, el contacto sexual es la vía de transmisión más común para las mujeres transexuales (89 %), mientras que se sospecha que casi una cuarta parte de las mujeres cis han contraído el virus sin contacto sexual.

Cuadro clínico similar 

Las características clínicas de las infecciones por viruela símica en las mujeres y en los individuos no binarios fueron similares a las descritas en los hombres, incluyendo la presencia de lesiones anales y genitales con una marcada afectación de la mucosa. Mientras que las lesiones vulvovaginales fueron más frecuentes en las mujeres cis y en las personas no binarias, las lesiones anorrectales predominaron en las mujeres transexuales. Según el estudio, la prevalencia de la coinfección por el VIH en la cohorte era elevada en general. 

Las mujeres son más propensas a acudir a las consultas de los médicos de atención primaria

Mientras que los hombres y las mujeres transexuales eran más propensos a acudir a las clínicas de salud sexual y de VIH, la mayoría de las mujeres del mismo sexo acudían a un abanico más amplio de entornos clínicos, como los servicios de urgencias, las consultas de atención primaria familia y diversos departamentos hospitalarios, según la encuesta. Según los autores del estudio, esto subraya la necesidad de intervenciones educativas para los profesionales de la salud fuera de las clínicas de salud sexual para garantizar que los síntomas de la viruela símica no se diagnostiquen erróneamente y para limitar el contagio.

Según los investigadores, las intervenciones de salud pública se han centrado hasta ahora en llegar a los hombres y a los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Sin embargo, a medida que avanza el brote, es importante centrar también la atención en los grupos subrepresentados, como las mujeres y las personas no binarias, para comprender mejor su riesgo y desarrollar intervenciones de salud pública eficaces, señalaron.

Este contenido fue publicado originalmente en Univadis Alemania.