Vértigo, ¿mejor benzodiacepinas o antihistamínicos?

  • Elena Riboldi

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los resultados de un nuevo metanálisis y revisión sistemática sugieren que los fármacos antihistamínicos son superiores a las benzodiacepinas en el tratamiento del vértigo agudo. Los autores de la investigación, publicada en la revista JAMA Neurology, también concluyeron que, basándose en las pruebas disponibles, debería abandonarse el uso de las benzodiacepinas como supresores vestibulares.

La revisión sistemática de la literatura identificó 27 ensayos controlados aleatorizados que comparaban la eficacia de los antihistamínicos o las benzodiacepinas con la de otros activos o placebo en pacientes con vértigo agudo de menos de dos semanas de duración. Los datos de 17 de estos estudios se utilizaron para un metanálisis cuyo resultado primario fue la mejoría de los síntomas determinada por la escala visual analógica 2 horas después del tratamiento.

"En base a los resultados de esta revisión sistemática y metanálisis, la evidencia de fuerza moderada sugiere que una dosis única de antihistamínicos logra una mayor mejoría del vértigo a las 2 horas que una dosis única de benzodiacepinas, pero que los antihistamínicos tienen una eficacia comparable a la de otros fármacos", resumen los autores del estudio y citan el ondansetrón, el droperidol, la metoclopramida y el piracetam. Ante la presencia de hallazgos consistentes de una mejora significativa con los antihistamínicos y ninguna evidencia de que las benzodiacepinas mejoren ninguno de los resultados, los resultados de este estudio sugieren que debe desaconsejarse el uso de las benzodiacepinas para el vértigo agudo.

En un editorial adjunto se subraya la importancia de aclarar la causa del vértigo, ya que las causas centrales (por ejemplo, una lesión isquémica) son más raras pero más graves que las causas periféricas (como el vértigo posicional paroxístico benigno) y, en cualquier caso, las intervenciones necesarias son muy diferentes. "El alivio del vértigo es claramente un resultado importante centrado en el paciente, y los resultados de Hunter y sus colaboradores señalan que los antihistamínicos, en lugar de las benzodiacepinas, deberían ser la primera opción cuando está indicada la terapia farmacológica aguda", escriben Jonathan A. Edlow, Yuri Agrawal y David E. Newman-Toker, de la Facultad de Medicina de Harvard y la Universidad Johns Hopkins. "Dicho esto, el tratamiento determinado por la etiología para tratar el proceso de la enfermedad subyacente está aún más centrado en el paciente que el tratamiento sintomático. En última instancia, los antihistamínicos pueden ser mejores que las benzodiacepinas en los pacientes con vértigo agudo, pero un diagnóstico preciso es mejor que ambos".

Este contenido fue publicado originalmente en Univadis Italia.