Vergeles pide negociar y recuerda el aumento de sanitarios desde 2015

  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Sindicato Médico de Extremadura (Simex) ha propuesto las fechas para convocar la huelga en Atención Primaria y Hospitalaria en la región. Esta se llevaría a cabo los días 23 y 30 de diciembre, y el 5 de enero. Además, los paros se realizarían también todos los viernes a partir del 13 de enero. Al menos, hasta que se resuelvan las demandas que este sindicato plantea derivada por la falta de profesionales. Al conocer este anuncio, el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, pide negociar. Además, recuerda el aumento de sanitarios desde 2015.

Así lo ha manifestado durante una comparecencia de prensa para informar de los acuerdos del pleno de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud. “Llega el momento del sosiego”, ha manifestado, instando a los sindicatos a seguir negociando en la Mesa Sectorial.

De hecho, el consejero ha insistido en que oficialmente a él no le han comunicado fechas de huelga. Tampoco “ninguna tabla de reivindicaciones para saber a qué tenemos que responder”. En caso de que finalmente se lleve a cabo esa protesta, “se procedería a declarar servicios mínimos y se entraría a negociar”, ha comentado.

Aumento de sanitarios desde 2015

En concreto, Vergeles destaca que en Extremadura hay en la actualidad 2.631 profesionales sanitarios más que en 2015. Además, se han ofertado 140 plazas más de formación sanitaria especializada en este período. Igualmente, citaba que la tasa de temporalidad ha pasado del 21 por ciento al 6 por ciento, cuando finalicen los procesos de estabilización en el Servicio Extremeño de Salud. “Ahora se convocan oposiciones cada dos años, cuando en 2015 era prácticamente algo excepcional”, ha manifestado el consejero. Igualmente, ha indicado que en dos planes de estabilización que se han llevado a cabo se han creado 649 plazas.

Pese al aumento de sanitarios desde 2015, Vergeles reconoce que la falta de profesionales sanitarios es un problema “en todo el sistema nacional de salud, no solo en el Servicio Extremeño de Salud”. No obstante, Extremadura “siempre ha considerado su política de personal y la formación sanitaria especializada como un asunto de Estado”.