Vacunación contra el VPH: primer estudio en la vida real halla un descenso del 40 % en las tasas de displasia grave

  • Thamsborg LH & al.
  • Int J Cancer
  • 29 abr. 2018

  • de Priscilla Lynch
  • Univadis
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La primera evaluación del impacto de la vacuna tetravalente contra el VPH en una población de la vida real ha detectado niveles significativamente menores de displasia grave en mujeres a las que se les ofreció la vacuna en comparación con mujeres a las que no.

El estudio, publicado en el International Journal of Cancer, comparaba los resultados citológicos después del primer cribado cervicouterino entre cohortes de nacimiento de mujeres vacunadas y no vacunadas contra el VPH, nacidas en Dinamarca en 1993 y 1983, respectivamente.

Los datos citológicos, que abarcan un período de ocho años, desde los 15 años de edad (edad de vacunación contra el VPH) hasta los 23 años (edad de la invitación al primer cribado cervicouterino), se obtuvieron del Registro Nacional de Patología de Dinamarca.

Se detectaron resultados anormales en la citología, definidos por la presencia de células escamosas atípicas de significado indeterminado y peor (atypical squamous cell of undetermined significance and worse, ASCUS+) en el 9,4 % de las mujeres nacidas en 1993 en comparación con el 9,0 % de las mujeres nacidas en 1983 (riesgo relativo [RR] = 1,04; IC del 95 %: 0,96-1,12; P = 0,29).

La detección de lesiones intraepiteliales escamosas de grado alto (high-grade squamous intraepithelial lesions, HSIL) fue significativamente menor desde el punto de vista estadístico en la cohorte de 1993 en comparación con la cohorte de 1983 (RR = 0,6; IC del 95 %: 0,5-0,7; P

Los autores del estudio afirman que el descenso de las HSIL significa que se puede evitar derivar a más mujeres para colposcopia y biopsia.