Utilizando inteligencia artificial para mejorar el día a día de los pacientes con diabetes.


  • Médicos e Internet
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Según publican en su página web, “DreaMed Diabetes ofrece opciones para llevar un control glucémico óptimo a pacientes de todo el mundo, facilitándoles una medicina personalizada para mejorar su calidad de vida y reduciendo los costos generales de los tratamientos”. Como propuesta de intenciones, no está mal. Lo que hay detrás, aún en un estadio muy inicial, es ciertamente un abordaje nuevo para los pacientes insulinodependientes, y sobre todo una esperanzadora utilización de la ciencia de datos y la inteligencia artificial para mitigar los efectos de esa enfermedad.

La compañía es originaria de Israel, y su base consiste en el desarrollo de un software de análisis orientado a proporcionar un conocimiento muy personalizado de los casos diabéticos, con la intención final de mejorar el manejo cotidiano de la patología. Pretende, de una parte, ayudar a los pacientes a tomar mejores decisiones basadas en sus datos de vida real, que se analizan de manera particular para cada caso; y, al mismo tiempo, poner en conocimiento de los profesionales, con la mayor precisión posible, lo que ocurre en cada caso clínico. 

En el manejo adecuado del paciente con diabetes, y muy específicamente en la de tipo 1, se hace necesario combinar el control de una serie de factores que interactúan constantemente entre sí y en relación con el estado metabólico. Fundamentalmente, la alimentación, el ejercicio físico y la administración de insulina; y hacerlo todo ello en relación con controles constantes de los niveles de glucemia. Tanto por la razón de evitar descompensaciones metabólicas, como también por minimizar la aparición de consecuencias vasculares, es necesario que el paciente participe activamente en el control de su situación. 

 

 

Cuando hablamos del control de esas variables, hablamos de datos. Muchos datos. Los que provienen de la llevanza de una dieta, de una eventual pauta de deporte, de los controles sanguíneos, y del consumo de la insulina. Datos que se generan constantemente, y constantemente se pueden captar. La idea de DreaMed consiste en generar elementos de análisis inteligente de todo ello, y además hacerlo de la forma más sencilla posible para la vida del paciente. 

DreaMed es originaria del Centro Médico Pediátrico Schneider, y como start-up apareció en el año  2014, aprovechando la experiencia previa que existía en ese centro en relación con los sistemas de perfusión de insulina y los llamados páncreas artificiales. Desde entonces, desarrolla un modelo orientado a apoyar la toma de decisiones personalizadas para la optimización de la terapia con insulina para personas con diabetes tipo 1 y tipo 2. El primer producto de la compañía, GlucoSitter, fue desarrollado para la terapia de insulina de circuito cerrado. Luego, la compañía desarrolló su producto principal, Advisor, un conjunto de soluciones de apoyo a la decisión para pacientes y médicos con la vocación de transformar los datos dinámicos del mundo real en información útil orientada a ajustar mejor los tratamientos.

Para percatarnos de lo que es capaz de hacer el sistema, lo más conveniente es ver el vídeo que explica los principios de funcionamiento del modelo de recolección y análisis de datos. Seguramente destaca por una razón principal, y es por el esfuerzo que han hecho para simplificar la obtención de las variables al nivel del paciente, y que puedan proporcionar una base constante y consistente de información. En los últimos años se ha sofisticado mucho esta capacidad de captación de datos, precisamente por la digitalización de los glucómetros personales o por la generalización de los dispositivos vestibles de control del ejercicio físico.

 

 

En relación con la capacidad de análisis, y basándose en modelos algorítmicos, DreaMed intenta emular la forma en que los endocrinólogo especialistas en diabetes evalúan a sus pacientes, refinando progresivamente los cálculos aplicables a cómo un paciente en particular responde al tratamiento con insulina. Al utilizar una tecnología que es capaz de abarcar una imagen muy completa del paciente (ingesta, deporte, históricos de glucemia), los ajustes de insulina pueden personalizarse en mejor medida basándose en algo más que una simple lectura de glucosa en un momento concreto.

A partir de ese análisis constante, se pueden generar informes de análisis de la situación clínica, recomendaciones de estilo de vida y manejo de la diabetes, o recomendaciones de ajuste de dosis de insulina, adaptada incluso a la opción particular de tratamiento de cada paciente (bomba de insulina, sensor de glucosa continuo, etc).

Precisamente por la oportunidad que brinda el sistema de análisis, lo que pretende DreaMed es también capacitar en mayor medida al paciente para que sepa manejar su caso, y no dependa exclusivamente de instrucciones del profesional que le trate. Para que esto sea posible es necesario que los patrones de análisis, basados en inteligencia artificial, tengan una suficiente validez predictiva y además puedan ser fácilmente entendidos por el paciente. De nuevo, el esfuerzo consiste en simplificar la interpretaciones de estado sin que éstas mermen su calidad. Para los creadores del sistema, no se trata de sustituir al médico, sino de incorporar un nuevo experto en la gestión de los casos: más específicamente, un algoritmo experto.

DreaMed dispone de una evolución llamada Advisor Pro, un software también basado en inteligencia artificial pero orientado al apoyo a la toma de decisiones para el tratamiento de la diabetes en pacientes que usan bombas de insulina y monitoreo continuo de los niveles de glucosa sanguínea. Este sistema, autorizado por la FDA, es capaz de enviar recomendaciones al proveedor de atención médica sobre cómo optimizar la configuración de la bomba de cada paciente.