Univadis Miniseries: Quimioterapia Parte 3 - El futuro


  • Univadis Medical News
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

A pesar de los beneficios observados en algunos pacientes tratados con quimioterapia, la mortalidad general por cáncer no comenzó a disminuir hasta 1990.

Y el campo de la investigación del cáncer comenzó a moverse desde la detección de nuevos medicamentos al azar contra un panel de tumores, a la búsqueda específica de objetivos moleculares críticos.

La translocación de cromosomas de Filadelfia que causa la leucemia mielocítica crónica fue descubierta en 1961.

Y el imatinib, un inhibidor de la tirosina quinasa que se dirige a la proteína de fusión Bcr-Abl resultante, fue aprobado en 1996, El uso de anticuerpos monoclonales dirigidos a alteraciones genéticas específicas también comenzó en el decenio de 1990, a menudo junto con la quimioterapia.

Estos incluyen el trastuzumab para el cáncer de mama HER2+, el rituximab para el linfoma no Hodgkin y el ipilimumab para el melanoma.

Los últimos años han visto algunas de las primeras aprobaciones de tipo multitumoral de la terapia dirigida, principalmente centrada en mAbs dirigidas a PD-1 y PD-L1 en cánceres de pulmón, vejiga, piel y otros varios.

El descubrimiento de estos mecanismos de lo que ahora se llama inmunoterapia llevó a un Premio Nobel en 2018.

Y los efectos de estos nuevos tratamientos, particularmente cuando se combinan con la quimioterapia, han duplicado la supervivencia de algunos pacientes.

Nuevas combinaciones, como el FOLFORINOX han demostrado mejoras significativas en el cáncer de páncreas difícil de tratar en los últimos años.

Se espera que las futuras combinaciones de quimioterapia, terapias dirigidas e inmunoterapia continúen mejorando la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes.