Una vacuna nasal suprime las alergias a los cacahuetes en un estudio en ratones (J Allergy Clin Immunol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una vacuna ha conseguido desactivar con éxito la alergia a los cacahuetes en ratones, según muestra un nuevo estudio. Tan solo tres dosis mensuales de una vacuna nasal protegieron a los animales de reacciones alérgicas tras la exposición al cacahuete, de acuerdo con los resultados de una investigación del Centro de Alergia a los Alimentos Mary H. Weiser en la Universidad de Michigan (UM), Estados Unidos.

El estudio se publica en el Journal of Allergy and Clinical Immunology. Los investigadores han pasado casi dos décadas que han conducido al desarrollo de una vacuna para tratar las alergias alimentarias.

En el nuevo estudio, inmunizar ratones alérgicos al cacahuete consigue redirigir cómo las células inmunitarias responden a este alimento en ratones alérgicos. "Estamos cambiando la forma en que las células inmunes responden al exponerse a los alérgenos", dice la autora principal, Jessica O'Konek.

"Es importante que podamos hacer esto una vez que se establezca la alergia, lo que proporciona una terapia potencial para las alergias en los humanos. Al redirigir las respuestas inmunes, nuestra vacuna no solo suprime la respuesta, sino que previene la activación de células que iniciarían reacciones alérgicas", añade.

Los modelos de ratones estudiados respondieron a las alergias a los cacahuetes de manera similar a los humanos afectados, con síntomas que incluyen picor en la piel y dificultad para respirar. El estudio evaluó la protección contra reacciones alérgicas dos semanas después de la administración de la dosis final de la vacuna. Se están llevando a cabo estudios para determinar la duración de la protección, pero se alienta a los investigadores a que este enfoque conduzca a la supresión duradera de las alergias.

Los hallazgos son un paso más hacia un posible ensayo clínico en el futuro para probar el método en humanos. "En este momento, la única forma aprobada por la FDA estadounidense para tratar la alergia a los alimentos es evitar la comida o suprimir las reacciones alérgicas después de que ya hayan comenzado -dice O'Konek-. Nuestro objetivo es utilizar la inmunoterapia para cambiar la respuesta del sistema inmunitario mediante el desarrollo de una vacuna terapéutica para las alergias alimentarias".

Los siguientes pasos incluyen más estudios en ratones para comprender mejor los mecanismos responsables de la supresión de las alergias alimentarias y saber si la protección contra las alergias a los maníes puede extenderse por un periodo de tiempo aún más prolongado.

"La alergia a los alimentos se ha disparado en la prevalencia y la incidencia, pero todavía sabemos muy poco al respecto porque no ha habido mucha investigación en el campo", afirma el autor principal, James Baker. "Esta investigación también nos está enseñando más acerca de cómo se desarrollan las alergias a los alimentos y la ciencia detrás de lo que se necesita cambiar en el sistema inmunitario para tratarlos", concluye.