Una vacuna contra el cólera de acción rápida podría frenar los brotes (Sci Transl Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores estadounidenses han desarrollado una vacuna contra el cólera que comienza a proteger contra la enfermedad en el mismo día, según sugieren los experimentos realizados con conejos. La protección rápida que ofrece puede algún día limitar la propagación de los brotes de cólera, en opinión del Matthew Waldor, investigador del Instituto Médico Howard Hughes (HHMI), en Estados Unidos,

Waldor y colegas descubrieron una habilidad única para la vacuna, llamada HaitiV: protege a los conejos de las bacterias causantes del cólera casi de inmediato, incluso antes de que comiencen a desarrollar una respuesta inmunitaria. Ese efecto, descrito en Science Translational Medicine, sugiere que la vacuna será particularmente buena para frenar el rápido desarrollo del cólera, que es responsable de entre 21.000 y 143.000 muertes en todo el mundo cada año.

Los científicos aún no han probado la vacuna en personas, pero Waldor, microbiólogo del Brigham and Women's Hospital, es optimista de que la vacuna sea prometedora. "Creemos que esta va a ser una vacuna muy buena y podría inducir inmunidad después de una sola dosis", añade.

Tras rastrear los orígenes genéticos de la cepa de Vibrio cholerae responsable del brote de 2010 en Haití, Waldor y colegas se dieron cuenta de que la bacteria había cambiado en las últimas décadas desde que se diseñaron las vacunas contra el cólera.

"Las últimas vacunas se hicieron hace mucho tiempo, y no incorporan gran parte de nuestra comprensión moderna de este patógeno", dice Waldor. El equipo de investigación diseñó la cepa eliminando el código genético que le da al cólera sus habilidades mortales y codificaron dentro de él un sistema CRISPR-Cas9 que impide la entrada de genes productores de toxinas, evitando que la cepa recupere las capacidades de producción de toxinas.

También realizaron ingeniería adicional para prevenir otros efectos secundarios, incluida la diarrea leve, y agregaron un antígeno para obtener protección contra la Escherichia coli enterotoxigénica (ETEC). Estas bacterias inofensivas diseñadas por laboratorios no causan cólera; pero, parecen evitar que el patógeno peligroso cause problemas.

Su equipo probó HaitiV en conejos, que responden a V. cholearae de manera similar a los humanos. Las bacterias modificadas colonizaron los intestinos de conejo, pero sin ninguno de los efectos negativos de la bacteria habitual. Y los conejos vacunados que se infectaron con V. cholearae 24 horas después no se enfermaron. Los modelos matemáticos sugieren que, en las personas, una vacuna de este tipo reduciría drásticamente el número de personas infectadas durante un brote.