Una técnica de resonancia magnética podría ayudar a reducir los síntomas del síndrome de Tourette (Bio Psychiatry)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un equipo de la Universidad de Yale (Estados Unidos) ha demostrado que una técnica de resonancia magnética en pacientes con síndrome de Tourette ayuda a reducir los tics de los afectados y permite monitorizar la función del cerebro en tiempo real, lo que sugiere que la neurorretroalimentación podría ser útil para tratar este trastorno.

Para el desarrollo del estudio, publicado en Biological Psychiatry, el equipo ha utilizado una técnica llamada neurorretroalimentación de imágenes por resonancia magnética funcional en tiempo real (rt-fMRI-NF), muy utilizada para otros trastornos neuropsiquiátricos. Además, se trata de una intervención no invasiva que busca entrenar la función cerebral humana.

La muestra estuvo formada por pacientes de entre 11 y 19 años con síndrome de Tourette. Durante el seguimiento del trabajo los participantes se encargaron de aumentar y reducir la actividad en el área motora suplementaria, una región cerebral asociada con los tics. Además, podían seguir este movimiento mediante un gráfico en tiempo real por imágenes cerebrales.

Esta herramienta ya había sido estudiada para el tratamiento de otros trastornos como la depresión o el Parkinson, sin embargo "es la primera vez que se ha probado como una intervención clínica para el síndrome de Tourette", ha asegurado Michelle Hampson, autora del estudio.

En este sentido, los hallazgos han mostrado que durante el entrenamiento se produjo una reducción significativa de los tics en los sujetos, lo que sugiere que la neurorretroalimentación podría ser de gran utilidad para el tratamiento de los síntomas de este trastorno.

Actualmente, entre los recursos disponibles para paliar estos indicios se encuentran la terapia conductual o determinados fármacos, pero el problema está en que no todos responden correctamente para su tratamiento. No obstante "este estudio muestra que rt-fMRI-NF tiene potencial para el correcto abordaje del síndrome de Tourette", concluye el investigador Denis Sukhodolsky, quien ha puesto de relieve la importancia de realizar investigaciones adicionales.