Una revisión colaborativa propone estrategias para combatir las infecciones multiresistentes y persistentes


  • Eliana Mesa
  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Puntos clave

  • Entre las nuevas estrategias antiinfecciosas, esta revisión se centra en compuestos como péptidos antimicrobianos, terapia con fagos y nuevas moléculas.
  • Este trabajo destaca la utilidad de compuestos antiinflamatorios, antipsicóticos, antihelmínticos, medicamentos anticancerosos y estatinas.

Actualmente, la OMS considera que la resistencia a los antimicrobianos es una de las principales amenazas para la salud pública mundial. Las bacterias pueden evadir la actividad antimicrobiana de los antibióticos a través de tres mecanismos diferentes pero relacionados: resistencia, tolerancia y persistencia. Sin embargo, los fenotipos de resistencia no siempre se deben a la adquisición de genes de resistencia o mutaciones en el genoma bacteriano, y a menudo pueden explicarse por la aparición de un fenotipo persistente, que incluye poblaciones tolerantes de bacterias o la presencia de subpoblaciones dentro de una población de células susceptibles.

Dadas las posibles estrategias para tratar la resistencia múltiple, esta revisión, efectuada por un grupo español en colaboración con el Reino Unido, ha tenido como objetivo reunir los resultados de los estudios más relevantes con el fin de ayudar a los investigadores en la lucha contra las enfermedades infecciosas causadas por estas bacterias.

Entre las estrategias antiinfecciosas analizadas en esta revisión, se han evaluado péptidos antimicrobianos, terapia con fagos, nuevas moléculas así como compuestos antiinflamatorios, antipsicóticos, antihelmínticos, medicamentos anticancerosos y estatinas, entre otros.

En resumen, los autores creen que una posible línea de estudio en la lucha contra las bacterias infecciosas persistentes reside en analizar cómo se coordinan varias redes asociadas con mecanismos moleculares de tolerancia o persistencia bacteriana. La combinación de nuevos tratamientos antiinfecciosos, así como la reutilización de fármacos solos o en asociación con antimicrobianos, puede representar una forma eficiente de combatir las bacterias infecciosas resistentes a múltiples fármacos y persistentes.