Una proteína generada por el organismo en respuesta a gusanos intestinales podría retrasar la progresión del enfisema pulmonar (Cell Rep)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una proteína generada como parte de la respuesta inmunitaria de nuestro organismo a los gusanos intestinales podría retrasar la progresión del enfisema, según un estudio de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos), cuyos resultados se detallan en un artículo publicado en Cell Reports.

Estudios anteriores han demostrado que la inflamación provocada por las células inmunitarias activadas puede contribuir al desarrollo de enfisema pulmonar.

El nuevo estudio sugiere que una proteína llamada RELM-alfa, producida en respuesta a una infección con gusanos parásitos intestinales puede suprimir la inflamación relacionada con el enfisema y controlar su progresión.

"Cuando el parásito entra por primera vez a los pulmones, induce la producción de la citoquina inflamatoria IL-17, que puede causar enfisema", afirma el autor principal del trabajo, William Gause. "Pero posteriormente, el parásito también activa este componente específico de la respuesta inmunitaria que puede reducir la IL-17 y, por lo tanto, limitar la gravedad del enfisema".

Gause señala que el estudio es uno de los muchos que analizan las respuestas inmunes provocadas por estos parásitos para identificar nuevos tratamientos para controlar la inflamación y promover la reparación de tejidos. Este estudio es un ejemplo de la identificación de una de estas moléculas que tiene este potencial para reducir el daño tisular, según este científico.

Los estudios futuros examinarán si la administración directa de esta molécula puede reducir la gravedad del enfisema y también cómo la inflamación dañina provocada por la IL-17 produce daño tisular mediado por el sistema inmunitario que contribuye a este trastorno pulmonar.

"La inflamación dañina es un problema muy grave en la enfermedad", afirma Gause. "Esta proteína producida por las células inmunitarias durante las infecciones parasitarias por gusanos revela la complejidad de la respuesta inmunitaria e indica cómo podemos liberar los componentes beneficiosos de nuestro propio sistema inmunitario para controlar la inflamación dañina que contribuye a muchas enfermedades crónicas", concluye.