Una nueva técnica de medicina nuclear podría mejorar la detección del melanoma (J Nuclear Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de la Cuarta Universidad Médica Militar (China) y de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) han desarrollado un nuevo procedimiento de tomografía por emisión de positrones (PET) para detectar el melanoma, uno de los cánceres de piel más agresivos. En un estudio publicado en el Journal of Nuclear Medicine han probado con éxito este novedoso método.

Este nuevo PET, denominado 18F-P3BZA, se dirige al pigmento de melanina, que existe en la mayoría de las lesiones de melanoma y también puede afectar el comportamiento de este cáncer de piel y, así, el resultado de la radioterapia. La producción de melanina acorta la supervivencia general y la supervivencia libre de enfermedad en pacientes con melanoma metastásico.

"Si bien las pruebas de PET dirigidas a la melanina se han estudiado en modelos de animales pequeños durante mucho tiempo, esta es la primera vez que una técnica de este tipo se ha traducido con éxito en evaluación clínica. Nuestra investigación muestra que 18F-P3BZA es seguro y, además, es muy prometedor para el diagnóstico clínico y la estadificación del melanoma", explica uno de los científicos, Zhen Cheng.

Para el estudio, se inyectó 18F-P3BZA a 6 individuos sanos y luego se les realizaron tomografías PET/TC de cuerpo completo y análisis de sangre para evaluar la dosificación de biodistribución, farmacocinética y radiación a los 10 minutos, una hora, dos horas y cuatro horas después de la inyección. En esta aplicación clínica preliminar, cinco pacientes con sospecha de melanomas recibieron este tratamiento a los 10 minutos y 1 hora después de la inyección. Para la comparación de la capacidad de diagnóstico, todos los pacientes también recibieron PET/TC con 18F-FDG en el tercer día.

Los resultados muestran que 18F-P3BZA es seguro y delimita claramente los tumores de melanoma en los pacientes. "Dada su capacidad específica de obtención de imágenes de melanoma, se espera que 18F-P3BZA sea una nueva prueba que pueda superar algunas de las limitaciones de la 18F-FDG. Por lo tanto, 18F-P3BZA puede mejorar la detección de melanoma y metástasis y ayudar a guiar la planificación terapéutica de los pacientes con melanoma", detallan.