Una nueva prueba basada en la inteligencia artificial mejora la identificación de los quistes pancreáticos precancerosos (Sci Transl Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un equipo internacional dirigido por investigadores del Centro de Cáncer Kimmel de Johns Hopkins (Estados Unidos) ha desarrollado una prueba de laboratorio que, utilizando herramientas de inteligencia artificial, puede determinar con mayor precisión qué personas con quistes pancreáticos desarrollarán cáncer.

La prueba para el análisis completo de quistes, llamada CompCyst, incorpora medidas de marcadores moleculares y clínicos en los fluidos de los quistes, y parece estar bien encaminada para mejorar significativamente las pruebas clínicas y de imagen convencionales, según el equipo de investigación.

Los investigadores explican que CompCyst identificó correctamente qué pacientes necesitaban tratamiento de los más de 800 pacientes con quistes pancreáticos que se sometieron a un análisis de líquido quístico y cirugía de extirpación de quistes en el Hospital Johns Hopkins y en otros 15 centros médicos de todo el mundo. Específicamente, descubrieron que el uso de la prueba habría evitado la cirugía en más de la mitad de los pacientes que se sometieron a la extirpación de quistes, que luego se consideraron innecesarios porque era poco probable que hubieran dado lugar a cáncer.

Sobre la base del análisis histopatológico de los quistes extirpados quirúrgicamente, los investigadores encontraron que la cirugía no era necesaria para el 45% de los pacientes que se sometieron a ella. Estas intervenciones innecesarias se realizaron porque los médicos no pudieron determinar si los quistes eran peligrosos. En estos pacientes, si se hubiera utilizado CompCyst, los investigadores estimaron que entre el 60% y el 74% podrían haber evitado estas cirugías innecesarias. El trabajo se publica en Science Translational Medicine.

"Las pruebas clínicas y de imagen actualmente disponibles a menudo no distinguen los quistes precancerosos de los que tienen poco o ningún potencial para volverse cancerosos, lo que dificulta determinar qué pacientes no requerirán seguimiento y cuáles necesitarán seguimiento a largo plazo o resección quirúrgica inmediata. Este estudio aborda directamente estos problemas fundamentales en el manejo de los quistes pancreáticos", ha indicado Christopher Wolfgang, investigador del estudio.

"Creemos que CompCyst tiene la capacidad de reducir sustancialmente las cirugías innecesarias para los quistes pancreáticos. Durante los próximos cinco años, esperamos usar CompCyst en muchos más pacientes con quistes en un esfuerzo por guiar el tratamiento quirúrgico, para determinar cuándo es necesaria la cirugía y cuándo no es necesario", afirma Bert Vogelstein, codirector del Ludwig Center en el Johns Hopkins Kimmel Cancer Center.