Una nueva investigación pone de manifiesto los daños en la salud pulmonar del cigarrillo electrónico (BMJ)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Cuatro científicos de cuatro universidades de Estados Unidos han llevado a cabo una revisión exhaustiva de todos los artículos científicos revisados por pares sobre cigarrillos electrónicos y vapeo. Según sus hallazgos, los estudios muestran efectos biológicos adversos sobre la salud pulmonar y las células en humanos, en animales y en muestras de tejido estudiadas en laboratorio. Además, concluyen que los efectos de los cigarrillos electrónicos son similares a los del cigarrillo tradicional.

En un artículo publicado en el British Medical Journal, los investigadores también han encontrado evidencia que sugiere que el vapeo no está "exento de efectos". "No es seguro –determinan-. El conocimiento actual de la comunidad científica es insuficiente para determinar si los efectos de los cigarrillos electrónicos sobre la salud respiratoria son menores que los obvios efectos obvios sobre la salud de los productos de tabaco combustible", explica el investigador principal, Rob Tarran.

Entre otras conclusiones, han encontrado varios estudios epidemiológicos que muestran un aumento de los síntomas respiratorios en los adolescentes que vapean, como el aumento de síntomas similares a la bronquitis, asma, falta de aliento, etc. Otras investigaciones han observado efectos del vapeo en todo el pulmón, e identificaron informes de casos de todo el mundo que indicaban neumonía lipoide, similar a los daños vistos durante la epidemia actual en Estados Unidos.

Los investigadores también revisaron los posibles efectos sobre la salud de los líquidos de los cigarrillos electrónicos, incluyendo la nicotina, el propilenglicol/glicerina vegetal y los sabores. Se ha demostrado que todos tienen efectos adversos en estudios en animales y de laboratorio en algunas concentraciones. Sin embargo, dado el rango de comportamientos de vaporización en el mundo real, "es imposible conocer las concentraciones exactas a las que están expuestos los vapeadores en un período de tiempo determinado", puntualizan los autores.

"Curiosamente, cuando examinamos todos los artículos publicados sobre las células pulmonares primarias, los únicos informes que no observaron un efecto del vapeo en estas células fueron estudios financiados por la industria tabaquera", comenta Tarran.

Por otro lado, las muertes relacionadas con el vapeo en Estados Unidos han aumentado a 18 y son ya más de 1.000 los enfermos presuntamente afectados por la misteriosa enfermedad pulmonar relacionada con los cigarrillos electrónicos y otros productos de vapeo, según informaron responsables de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Los expertos aún no saben explicar la causa de las enfermedades pulmonares graves que ya afectan a 1.080 personas en 48 Estados, 200 casos más que semana anterior. Asimismo, han manifestado que es muy posible que sigan aumentando los casos en las próximas semanas.