Una menor cantidad de años reproductivos se asocia a un mayor riesgo de demencia en mujeres (Neurology)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las mujeres que inician más tarde la menstruación, alcanzan antes la menopausia o se someten a una histerectomía pueden tener un mayor riesgo de desarrollar demencia, según un nuevo estudio publicado en Neurology. El estudio encontró una relación entre un mayor riesgo de demencia y menos años reproductivos totales cuando las mujeres están expuestas a niveles más altos de hormonas de estrógeno.

"Dado que las mujeres tienen un 50% más de probabilidades de desarrollar demencia a lo largo de su vida que los hombres, es importante estudiar cualquier factor de riesgo que sea específico para las mujeres y que eventualmente podría llevarnos a puntos potenciales de intervención", afirma la autora del estudio, Paola Gilsanz, de la División de Investigación de Kaiser Permanente en Oakland (Estados Unidos).

El estudio incluyó a 6.137 mujeres que completaron encuestas de salud y fueron sometidas a exámenes médicos. Se les preguntó cuándo tuvieron su primer ciclo menstrual, cuándo pasaron por la menopausia y si fueron sometidas a una histerectomía. Luego, se calculó el número de años reproductivos de cada participante y se utilizaron registros médicos para determinar qué participantes recibieron un diagnóstico de demencia más adelante en la vida.

La edad promedio de las participantes de la primera menstruación fue a los 13 años, la edad promedio de la menopausia a los 45 años y el número total promedio de años reproductivos fue de 32. El 34% informó de haber sido sometidas a una histerectomía. Al observar solo a mujeres que no se sometieron a una histerectomía, la edad promedio de la menopausia fue de 47 años y el número total promedio de años reproductivos fue de 34. De todas las participantes, el 42% desarrolló demencia al cabo del tiempo.

Los investigadores descubrieron que las mujeres que tuvieron su primer ciclo menstrual a los 16 años o más presentaban riesgo de demencia un 23% mayor de que aquellas que tuvieron su primer ciclo menstrual a los 13. De las 258 mujeres que tuvieron su primer ciclo menstrual a los 16 años o más, 120 desarrollaron demencia más adelante, en comparación con 511 de las 1.188 mujeres que tuvieron su primer ciclo menstrual a los 13 años.

También encontraron que las mujeres que pasaron por la menopausia natural antes de los 47 años presentaban un riesgo de demencia 19% mayor que aquellas que pasaron por la menopausia a los 47 años o más. De las 1.645 mujeres que entraron en la menopausia a los 47 años o menos, 700 desarrollaron demencia más adelante, en comparación con 1.052 de las 2.402 mujeres que llegaron a la menopausia a los 47 años o más.

Al observar los años reproductivos totales, desde la edad del primer periodo hasta la edad de la menopausia, las mujeres que tenían menos de 34 años presentaban un 20% más de riesgo de demencia que las mujeres que tenían 34 o más años reproductivos. De las 1.702 mujeres que tuvieron menos de 34 años reproductivos, 728 desarrollaron demencia más adelante, en comparación con 1.024 de las 2.345 mujeres que entraron en la menopausia a los 47 años o más.

Las mujeres sometidas a histerectomía registraban un 8% más riesgo de demencia que las no sometidas a esta intervención. Los resultados se obtuvieron todos después de que los investigadores ajustaron otros factores que podrían afectar al riesgo de demencia en las mujeres, como fumar, diabetes e hipertensión.

"Los niveles de estrógeno pueden subir y bajar a lo largo de la vida de una mujer -apunta Gilsanz-. Nuestros resultados muestran que una menor exposición al estrógeno a lo largo de la vida está relacionada con un mayor riesgo de demencia. Sin embargo, aunque nuestro estudio fue grande, no contamos con datos suficientes para explicar otros factores que podrían afectar a los niveles de estrógeno, como embarazos, terapia de reemplazo hormonal o control de la natalidad, por lo que se necesita más investigación".