Una mayor ingesta de sal puede ser causa de distensión abdominal (Am J Gastroenterol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) muestra que las personas sufren más distensión abdominal cuando toman una dieta alta en sal.

En su trabajo, publicado en el American Journal of Gastroenterology, los científicos volvieron a analizar los datos de un gran ensayo clínico, el Dietary Approaches to Stop Hypertension-Sodium (DASH-Sodium), realizado hace dos décadas, y encontraron que la ingesta elevada de sodio aumentó la distensión entre los participantes del ensayo.

Los investigadores también concluyen que la dieta DASH (baja en sal y alta en frutas, vegetales, granos integrales, lácteos bajos en grasas y proteínas magras) aumentó la distensión entre los participantes del ensayo en comparación con una dieta de control baja en fibra.

La distensión se produce por una acumulación excesiva de gas en el intestino. La producción de gas se puede atribuir a las bacterias productoras de gas que descomponen la fibra. También existe alguna evidencia de que el sodio puede estimular la distensión. Este nuevo estudio es el primero en examinar el sodio como causa de la distensión en el contexto de las dietas bajas y altas en fibra.

El trabajo ha analizado la dieta DASH frente una dieta de control baja en fibra. Cada una de las dos dietas fue probada a tres niveles de sodio. Los 412 participantes tenían hipertensión al inicio del ensayo. El ensayo se estableció principalmente para determinar el efecto del sodio dietético y otros factores sobre la presión arterial, pero incluyó datos sobre distensión abdominal.

Antes del estudio, el 36,7% de los participantes informaron sobre la distensión, lo que está más o menos en línea con las encuestas nacionales sobre su prevalencia. También encontraron que la dieta DASH rica en fibra aumentó el riesgo en casi un 41%, en comparación con la dieta control, y los hombres fueron más susceptibles a este efecto en comparación con las mujeres.

Los científicos también determinaron que el sodio era un factor de la distensión. Cuando combinaron los datos de las dietas DASH y de control, y compararon el nivel más alto de ingesta de sodio con el más bajo, encontraron que las dietas más altas en sodio aumentaron en conjunto el riesgo de distensión abdominal en alrededor de 27% en comparación con las bajas en sodio.