Una mayor actividad física durante el tiempo libre se relaciona con un menor riesgo de cáncer relacionado con la obesidad

  • Sun M & al.
  • Int J Cancer

  • Univadis
  • Clinical Summary
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La actividad física de moderada a vigorosa durante el tiempo libre puede reducir el riesgo de todos los tipos de cáncer relacionados con la obesidad en comparación con la actividad ligera o la ausencia de actividad, tanto en las personas con peso normal como en las que presentan sobrepeso.

Por qué es importante

  • Aunque en algunas investigaciones anteriores se indica que la actividad física produce una acción protectora contra determinados tipos de cáncer relacionados con la obesidad, sigue sin estar claro si una mayor actividad y un menor peso corporal actúan de forma sinérgica para prevenir el cáncer.

Diseño del estudio

  • Un grupo de investigadores estudió el efecto de la actividad física durante el tiempo libre como el efecto combinado de la actividad y el IMC sobre el riesgo de cáncer relacionado con la obesidad en 570 021 personas de 5 cohortes escandinavas.
  • Financiación: Becas del Consejo de Becas de China, Universidad de Lund y Sociedad Oncológica Sueca.

Resultados clave

  • Unos niveles elevados de actividad física durante el tiempo libre se asociaron con un riesgo un 7 % menor de cualquier tipo de cáncer relacionado con la obesidad en comparación con una actividad física baja.
  • La reducción del riesgo fue similar entre las personas con IMC bajo (6 %) e IMC alto (7 %).
  • Una mayor actividad física también se relacionó con un menor riesgo de algunos tipos de cáncer específicos, como el cáncer renal (11 %) y el cáncer de colon (9 %).
  • La combinación de una actividad física elevada y un IMC bajo que dio lugar a una reducción del riesgo relativo del 24 % de todos los tipos de cáncer relacionados con la obesidad obtuvo resultados parecidos a los obtenidos con una actividad física baja más un IMC alto.
  • La reducción del riesgo asociada con una actividad física elevada y un IMC bajo fue más pronunciada en el caso del cáncer de endometrio (47 %), seguido de cáncer renal (39 %), cáncer de colon (27 %), mieloma múltiple (23 %) y cáncer pancreático (21 %).

Limitaciones

  • La actividad física en el tiempo libre la notificaron los propios pacientes y únicamente se registró en una ocasión.