Una inyección de nanopartículas puede evitar que algunas lesiones de la médula espinal causen parálisis (PNAS)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una inyección de nanopartículas probada en ratones por investigadores de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), puede evitar que el sistema inmunitario reaccione de forma exagerada a los traumatismos, lo que podría evitar que algunas lesiones de la médula espinal produzcan parálisis.

Los intentos anteriores para compensar las complicaciones de la respuesta inmunitaria incluían inyectar esteroides como la metilprednisolona. Esa práctica ha sido descartada, ya que provoca efectos secundarios como, por ejemplo, sepsis, hemorragia gastrointestinal y trombos.

Sin embargo, en el nuevo trabajo, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, los investigadores han diseñado nanopartículas que interceptan las células inmunitarias en su camino hacia la médula espinal, redirigiéndolas fuera de la lesión y haciendo más prorregenerativas a aquellas que llegan a la médula espinal.

Sin fármacos adheridos, las nanopartículas reprograman las células inmunitarias con sus características físicas: un tamaño similar a los residuos celulares y una carga negativa que facilita la unión a las células inmunitarias. En teoría, su naturaleza no farmacéutica evita efectos secundarios no deseados.

Con menos células inmunitarias en la ubicación del traumatismo hay menos inflamación y deterioro tisular. Además, de esta forma, las células inmunitarias que llegan a la lesión son menos inflamatorias y más capaces de soportar los tejidos que intentan volver a crecer juntos.

"Con suerte, esta tecnología podría llevar a nuevas estrategias terapéuticas no solo para los pacientes con lesión de la médula espinal sino también para las personas con diversas enfermedades inflamatorias", señalan investigadores.