Una innovadora triple píldora reduce en mayor medida la presión arterial (JAMA)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un ensayo dirigido por el Instituto George para la Salud Global (Australia) ha confirmado que una baja dosis de una triple píldora para tratar la hipertensión arterial reduce los altos niveles a normales en el 70% de los casos, en comparación con algo más de la mitad en aquellos que recibieron la medicación habitual.

Con su estudio, publicado en JAMA, los investigadores esperan que "se cambien las pautas a nivel mundial, y se transforme la manera en la que se trata la hipertensión en todo el mundo".

La autora Ruth Webster señala que la investigación muestra que la píldora triple no solo era más efectiva que la atención estándar, sino que también fue segura. "Se estima que más de 1.000 millones de personas en todo el mundo presentan hipertensión y la gran mayoría tiene su presión arterial mal controlada. Nuestros resultados podrían ayudar a millones de personas a reducir su presión arterial y reducir su riesgo de infarto de miocardio e ictus", agrega.

Los investigadores probaron una forma completamente nueva de tratar la hipertensión administrando a los pacientes tres medicamentos, cada uno a la mitad de la dosis, en una sola píldora para el tratamiento temprano de la hipertensión.

El ensayo, que se llevó a cabo en Sri Lanka, incluyó a 700 pacientes con una edad promedio de 56 años y una presión arterial de 154/90 mmHg. Los pacientes fueron asignados aleatoriamente para recibir la triple píldora o los medicamentos elegidos por su médico para reducir la presión arterial. La píldora triple combina telmisartán (20 mg), amlodipino (2,5 mg) y clortalidona (12,5 mg).

En comparación con los pacientes que recibieron la medicación habitual, una proporción significativamente mayor de pacientes que recibieron la triple píldora alcanzó su objetivo de presión arterial de 140/90 o menos, con objetivos más bajos de 130/80 para pacientes con diabetes o enfermedad renal crónica.

A los seis meses, el 83% de los participantes en el grupo del nuevo tratamiento todavía recibía la píldora combinada, frente a la mayoría de los pacientes en el grupo de atención habitual que seguían recibiendo solo uno, mientras que solo un tercio recibían dos o más medicamentos para reducir la presión arterial.