Una fractura por fragilidad ósea incrementa hasta en un 290% el riesgo de nuevas fracturas


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una fractura por fragilidad ósea incrementa hasta en un 290% el riesgo de sufrir nuevas fracturas, según Carlos Bastida, responsable de Aparato Locomotor de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), quien advierte que existe una evidente crisis en el manejo de estas fracturas, a pesar de su coste socioeconómico y mortalidad.

Se calcula que una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años sufrirá una fractura por fragilidad a lo largo de su vida. "La osteoporosis pasa 'fractura', ya que va a hacer que los huesos sean más frágiles, menos resistentes y se rompan en una caída desde la propia altura, lo que en un hueso normal no osteoporótico no ocurriría", señala Bastida.

En España hubo en 2017 un total de 330.000 fracturas clínicas por fragilidad, que supusieron un coste económico directo de unos 4.200 millones de euros. Si se sigue a este ritmo, sin tomar medidas, en 2030 representarán un coste aproximado de unos 5.500 millones euros, es decir, un incremento del 30,6%.

Para el citado experto el objetivo es que en España se "priorice la detección y valoración de los pacientes" que hayan sufrido una fractura por fragilidad a consecuencia de la osteoporosis, ya que así se lograría "disminuir unas 1.249 nuevas fracturas cada año y ahorrar unos 18,4 millones de euros anuales", tal y como se puso de manifiesto en el XXVI Congreso Nacional de Medicina General y de Familia, celebrado en mayo en Santiago de Compostela.

En España unos 2,8 millones de personas sufren osteoporosis, de las cuales, 2,2 millones son mujeres. En concreto, la prevalencia en España se sitúa en torno al 22,5% en mujeres y 6,8% en hombres, una cifra muy parecida a los países europeos de nuestro entorno.