Una estrategia reduce las infecciones tras cirugía con catéter (Lancet)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Rush University Medical Center (Estados Unidos) han desarrollado una estrategia que reduce en gran medida tanto la infección general como la infección por bacterias resistentes a los antibióticos en un grupo de pacientes que sometido a cirugías con dispositivos como un catéter.

El ensayo clínico publicado en The Lancet, conocido como ABATE, evaluó la efectividad de dos técnicas de control de infecciones: el baño diario con un jabón que contenía el antiséptico clorhexidina y el uso de un antibiótico nasal, la mupirocina, en pacientes con Staphylococcus aureus resistente a la meticilina. Estos protocolos ya se están incorporando en la atención para pacientes de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en muchos hospitales estadounidenses.

El baño de clorhexidina y la mupirocina no redujeron la infección con organismos resistentes a múltiples fármacos o infecciones en el torrente sanguíneo dentro de la población general del estudio de pacientes no críticos. Sin embargo, sí funcionaron en pacientes con dispositivos médicos como catéteres venosos centrales, catéteres de línea media y drenajes lumbares.

Entre ese subconjunto de pacientes, los investigadores registraron una disminución del 30% en las infecciones del torrente sanguíneo y una disminución de casi el 40% en las infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos.

El estudio de 21 meses de duración reclutó a 330.000 pacientes en 48 hospitales, que se dividieron al azar entre los que proporcionaban cuidados rutinarios y aquellos en los que los pacientes recibían las instrucciones del régimen de descolonización. Los pacientes inscritos en el ensayo recibieron un total de 1,3 millones de días de atención hospitalaria.