Una elevada proporción de adolescentes que consumen marihuana experimentan paranoia y alucinaciones (JAMA Pediatrics)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Dos de cada cinco adolescentes que consumen marihuana experimentan síntomas psicóticos como alucinaciones, paranoia y ansiedad, según ha revelado un estudio publicado en JAMA Pediatrics, que ha sido realizado por investigadores del Boston Children's Hospital (Estados Unidos).

El consumo de marihuana durante la adolescencia se ha relacionado durante mucho tiempo con un mayor riesgo de desarrollar trastornos psicóticos como la esquizofrenia y otros problemas de salud mental. Si bien investigaciones anteriores han concluido que, por lo demás, los usuarios adultos saludables de marihuana pueden experimentar síntomas psicóticos, se sabe menos sobre el potencial de que esto ocurra entre los adolescentes.

Para el estudio, los investigadores encuestaron a 146 usuarios adolescentes de marihuana, entre los 14 y los 18 años. Cuarenta (27%) reportaron alucinaciones mientras consumían la droga y 49 (34%) dijeron que habían experimentado paranoia o ansiedad. "Esta es una razón más para que los padres mantengan a sus hijos alejados de la marihuana", apunta la coautora del estudio, Sharon Levy.

Los adolescentes participantes en el estudio tenían un promedio de 17 años, y casi la mitad de ellos consumió marihuana al menos una vez al mes durante el último año. En comparación con los jóvenes que dijeron que solo habían probado la marihuana una o dos veces, los adolescentes que la consumían cada mes tenían tres veces más probabilidades de experimentar alucinaciones, paranoia o ansiedad. Casi uno de cada cuatro experimentó síntomas de depresión.

Los adolescentes con estos síntomas tenían más de tres veces más probabilidades de experimentar paranoia y ansiedad, y un 51% más probabilidades de reportar alucinaciones que los adolescentes sin síntomas de depresión. 26 participantes (18%) presentaron ansiedad. En comparación con los adolescentes que no tenían síntomas de ansiedad, aquellos que sí tenían más del doble de probabilidades de experimentar paranoia y 84% más probabilidades de experimentar alucinaciones.

"No sabemos si la mayor exposición a la marihuana con el tiempo hizo que el cerebro fuera más susceptible a los síntomas psicóticos, si los niños que experimentaron síntomas psicóticos tenían más probabilidades de seguir consumiendo marihuana o si algún tercer factor, como la depresión, hacían a los adolescentes más proclives a consumir mucha más marihuana y también a los síntomas psicóticos. Independientemente de cuál de estas explicaciones es más precisa, existe claramente una interacción entre el uso de la marihuana y la función cerebral", concluye Levy.