Una dieta predominantemente vegetariana puede disminuir el riesgo de diabetes tipo 2 (JAMA Intern Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo metaanálisis de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard (Estados Unido) revela que las personas que siguen dietas predominantemente de origen vegetal pueden tener un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas que siguen estas dietas con menor asiduidad. Los investigadores también han encontrado que la asociación era más fuerte para las personas cuyas dietas hacían hincapié en los alimentos saludables a base de plantas.

"Los patrones dietéticos basados en vegetales están ganando popularidad en los últimos años, por lo que pensamos que era crucial cuantificar su asociación global con el riesgo de diabetes, particularmente porque estas dietas pueden variar sustancialmente en términos de su composición de alimentos", explica el primer autor Frank Qian.

Si bien estudios anteriores han sugerido que los patrones dietéticos basados en vegetales pueden ayudar a disminuir el riesgo de diabetes tipo 2, ha existido falta de investigación que analice el cuerpo general de evidencia epidemiológica. Según los investigadores, el estudio actual, que se publica en JAMA Internal Medicine, proporciona la evidencia más completa hasta la fecha de la asociación entre el cumplimiento de dietas saludables basadas en plantas y la reducción del riesgo de diabetes tipo 2.

Los investigadores identificaron nueve estudios que analizaron esta asociación y se publicaron hasta febrero de 2019. Su metaanálisis incluyó datos de salud de 307.099 participantes con 23.544 casos de diabetes tipo 2. Analizaron la adherencia a una dieta general predominantemente vegetariana, que podría incluir una combinación de alimentos saludables como frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos y legumbres, pero también alimentos basados en plantas menos saludables como las patatas, harina blanca y azúcar, y cantidades pequeñas de productos animales.

Los investigadores también analizaron las dietas saludables a base de plantas, que se definieron como aquellas que enfatizan los alimentos saludables con un menor consumo de alimentos a base de plantas no saludables.

Encontraron que las personas con mayor adherencia a las dietas predominantemente basadas en plantas en general tenían un riesgo 23% menor de diabetes tipo 2 en comparación con aquellas con una adherencia menor. También encontraron que la asociación era más fuerte para aquellos que seguían dietas saludables basadas en plantas.

Un mecanismo que puede explicar la asociación entre estas dietas y la reducción del riesgo de diabetes tipo 2, según los investigadores, es que se ha demostrado que los alimentos sanos a base de vegetales mejoran de forma individual y conjunta la sensibilidad a la insulina y la presión arterial, reducen el aumento de peso y alivian la inflamación sistémica, todo lo cual puede contribuir al riesgo de diabetes.

"En general, estos datos resaltaron la importancia de adherirse a las dietas de origen vegetal para lograr o mantener una buena salud, y las personas deben elegir frutas y verduras frescas, cereales integrales, tofu y otros alimentos vegetales saludables como la piedra angular de dichas dietas", concluye el autor principal Qi Sun.