Una crema con ruxolitinib se muestra muy efectiva como tratamiento del vitíligo


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un ensayo clínico de fase II, coordinado desde el Centro Médico Tufts (Estados Unidos), ha puesto de manifiesto que una crema tópica se muestra muy efectiva para revertir los efectos del vitíligo, enfermedad autoinmune relativamente común que causa la pérdida de la pigmentación de la piel. Los resultados se presentaron en el Congreso Mundial de Dermatología, celebrado en Milán (Italia).

La aplicación tópica de esta crema, con el principio activo ruxolitinib, que actualmente se usa como tratamiento oral para ciertos trastornos hematológicos, produjo una mejora sustancial de los síntomas del vitíligo facial en casi la mitad de los participantes del ensayo

Aproximadamente 50 millones de personas, el 1% de la población mundial, se ven afectadas por el vitíligo, que afecta a todos los grupos étnicos por igual, aunque es más evidente en las minorías étnicas con piel más oscura.

"Desafortunadamente, a menudo hay un estigma social asociado al vitíligo, y puede tener un coste psicosocial significativo en los pacientes. Los tratamientos actuales, como la fototerapia, los corticosteroides tópicos y los inhibidores de la calcineurina, tienen una eficacia limitada, y el tratamiento con fototerapia puede ser una carga para los pacientes tener que usar una caja de luz dos o tres veces por semana", explican los investigadores.

El ensayo de dos años, el mayor estudio aleatorizado controlado, incluyó a 157 pacientes en 30 lugares de Estados Unidos. Los participantes recibieron una aplicación tópica una o dos veces al día de la crema con ruxolitinib o placebo en el área de la piel afectada por el vitíligo.

Alrededor de la mitad de la dosis más alta de pacientes con ruxolitinib experimentó una mejoría estadísticamente significativa de cerca del 50% en su vitíligo facial, en comparación con el 3% que experimentó este nivel de mejoría en el grupo placebo. Los efectos secundarios de la aplicación tópica de ruxolitinib fueron leves e incluyeron enrojecimiento e irritación en el lugar de aplicación y acné leve.

"El ruxolitinib tópico tiene el potencial de cambiar la forma en la que se trata el vitíligo. No solo es eficaz para repigmentar la piel, sino que también tiene un excelente perfil de seguridad. También somos optimistas de que muchos pacientes con vitíligo pueden ver una respuesta aún mejor con el uso continuo de ruxolitinib durante un período prolongado de tiempo, combinado con fototerapia y exposición a la luz solar. Esperamos que este tratamiento sea un cambio radical para millones de personas", concluyen los investigadores.