Una combinación de medicamentos podría ser eficaz para pacientes con gonorrea que no responden a la terapia actual (Lancet)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una combinación de medicamentos podría ser eficaz para pacientes con gonorrea que no responden a la terapia actual, según un estudio llevado a cabo por investigadores de los Hospitales Universitarios de Birmingham (Reino Unido) que ha sido publicado en The Lancet.

En concreto, los científicos observaron que el tratamiento del antibiótico gentamicina junto con azitromicina funcionaba casi tan bien como la ceftriaxona, utilizada actualmente para la gonorrea genital y que está comenzando a fallar.

"Creemos que la ceftriaxona debe seguir siendo el tratamiento de primera línea para la gonorrea, con la gentamicina como una alternativa para los pacientes con infección genital, y aquellos que son alérgicos o intolerantes a la ceftriaxona. No obstante, se requieren más investigaciones para identificar y probar nuevas alternativas a la ceftriaxona para la tratamiento de la gonorrea", han dicho los expertos.

En el ensayo, realizado en 14 clínicas de salud sexual, 720 participantes fueron aleatorizados para recibir inyecciones de gentamicina o el tratamiento actual de ceftriaxona por vía intravenosa, y ambos grupos también recibieron una dosis única de azitromicina por vía oral.

En general, el 98% de los participantes que recibieron ceftriaxona curaron su gonorrea, en comparación con el 91% que recibieron gentamicina, una diferencia del 7%. Por lo tanto, es probable que los médicos continúen usando ceftriaxona más azitromicina como tratamiento de elección.

Asimismo, en el trabajo la gentamicina tuvo una tasa de curación del 94% para la gonorrea genital y, por lo tanto, podría ser útil cuando la ceftriaxona no está disponible o es inapropiada de usar. En este punto, los expertos han comentado que el tratamiento utilizado ampliamente de un gramo de azitromicina, en combinación con ambos fármacos, probablemente no sea suficiente para prevenir el desarrollo de resistencia, por lo que consideran que su uso global como parte de la terapia de combinación dual para la gonorrea debe revisarse.

Finalmente, los científicos han asegurado que la investigación adicional sobre el desarrollo de una vacuna preventiva o terapéutica es crucial debido al aumento de la resistencia y a las limitadas opciones de antibióticos en el futuro.