Una aplicación integral para pacientes con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa.


  • Médicos e Internet
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Oshi Health es una pequeña empresa, una startup digital, que lleva algún tiempo desarrollando una aplicación centrada en las necesidades de los pacientes con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. Ambas patologías albergan elementos comunes y están clasificadas entre las que tienen un componente inflamatorio, pero se diferencian entre otros aspectos en las zonas en las que aparece la afectación del tracto digestivo. Mientras la enfermedad de Crohn puede implicar a cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano, la colitis ulcerosa se limita al colon. También cursan con lesiones algo diferentes, pues mientras en la enfermedad de Crohn se daña preferentemente el intestino delgado y se expresa a través de granulomas y fístulas, en la colitis ulcerosa en cambio no se lesiona el intestino delgado ni causa granulomas o fístulas.

En ambas patologías es importante entender dos de sus características fundamentales, mucho más allá de su descripción anatomopatológica. Una, que los pacientes suelen ser jóvenes, y por tanto experimentan unas vivencias relacionadas con su enfermedad que se corresponden con el contexto social y psicológico propio de esa edad. Y en segundo lugar, que el despliegue sintomatológico tiene una amplia diversidad, y por tanto cada paciente vive experiencias únicas e individualizadas. Algunos pacientes sufren brotes frecuentes y difíciles de controlar, mientras otros logran la remisión y acaban minimizando el impacto de la patología en su vidas.

Precisamente por esto se cree que hay muchas oportunidades para lo digital en relación con estas enfermedades: por la importancia que brinda para aumentar las posibilidades de que los pacientes conozcan más sobre su enfermedad, y porque por el tipo de pacientes que las padecen se pueden emplear tecnologías más recientes y que son más familiares para ellos. 

 

Qué hace la app.

Con este planteamiento es con el que han trabajado en Oshi Health, en la intención de recoger en una sola aplicación tres elementos que pueden ser relevantes para quienes padecen estas patologías: permitir el seguimiento del estado de la enfermedad y las condiciones y los estilos de vida que la acompañan, promover una mejor información y educación del paciente, y facilitar que éste se vea más capacitado para la gestión activa de sus circunstancias.

En su diseño conceptual se asume el principio de que si se consigue comprender mejor las razones o causas que pueden estar asociadas a los brotes, los pacientes podrán organizar mejor sus pautas vitales y al mismo tiempo proporcionar una mejor información a los médicos que les tratan. De esta manera, la aplicación se orienta principalmente a registrar síntomas, además de valoraciones sobre la calidad de vida y otros factores que se sabe afectan al desarrollo y evolución de la enfermedad, como la dieta, el sueño o el ejercicio.

Junto con esto, los usuarios también pueden aprender más sobre su lo que les ocurre a través de un compendio de artículos y materiales a los que también se accede desde la aplicación, y que han sido recopilados específicamente para ella. La idea de los desarrolladores es hacer de esta sección una zona viva, en la que aparezcan novedades casi diariamente, con lo que aumentará el nivel de adhesión y uso recurrente de la misma.

Además, existe la posibilidad de emitir preguntas a un plantel de expertos y participar en encuestas con otros pacientes.

Para su uso, la aplicación exige un registro con nombre de usuario y contraseña. Hay que hacer notar que es posible utilizarla no sólo con un perfil de paciente, sino también de familiar o profesional a cargo del enfermo. Su descarga es gratuita, y está disponible para los sistemas  iOS y Android.

La pretensión más inmediata de esta herramienta digital es, como se deduce, generar un impacto de mejora del estado de los pacientes comparable a los que pueden producir un tratamiento medicamentoso o una pauta de cuidados. Hay cierta evidencia de que este tipo de abordajes -la terapéutica digital- pueden mejorar los resultados en salud y de manera indirecta reducir los costes asistenciales. Además,  permiten muy especialmente personalizar los planes de cuidados y entender mejor las peculiaridades de la patología en cada paciente o grupos de ellos.

Pero existe en el horizonte una pretensión más ambiciosa de Oshi, que implica aprovechar la información proveniente de la comunidad de pacientes con Crohn y colitis ulcerosa como una potencial fuente de datos para la investigación, orientada a entender mejor las características diferenciales de la patología en grupos de pacientes y, potencialmente generar nuevas estrategias de cuidados digitales más específicas y adaptadas a la diversidad de la casuística. Incluso se plantean poder desarrollar estrategias orientadas a prevenir los brotes mediante la búsqueda de patrones predictivos con la base del conocimiento registrado.

La aplicación todavía no está disponible en España, y acaba de debutar en Gran Bretaña. Anteriormente estaba al alcance de pacientes de Estados Unidos y Dinamarca. Es integrable en otras plataformas como Health Kit de Apple, y cuenta con los mejores estándares de encriptación y seguridad de los datos actualmente disponibles.