Un total de 490 médicos y 1.469 profesionales de enfermería sufrieron agresiones en 2018


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los profesionales de la Medicina sufrieron 490 casos de agresiones durante 2018, frente a los 515 del año anterior, lo que supone un descenso del 4,8%. Por sexos, el 59% de las agredidas fueron mujeres, alcanzando el porcentaje más alto de toda la década y un 7% más que el año pasado, según los datos Observatorio Nacional de Agresiones a Sanitarios de la Organización Médica Colegial (OMC).

Las cifras se presentaron la semana pasada con motivo del Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios. La OMC actualizó los datos de su Observatorio bajo el lema “Respetar al médico, cuidar de todos”, el lazo dorado como símbolo y el hashtag en redes sociales '#StopAgresiones'.

La OMC puso en marcha este Observatorio a raíz de la muerte en 2009 de María Eugenia Moreno, una residente de 34 años que fue asesinada por un paciente cuando se encontraba trabajando en el Centro de Salud de Moratalla (Murcia). Los datos, que se presentan anualmente desde 2010, emanan de las comunicaciones que los médicos que han sufrido una agresión transmiten a sus respectivos colegios.

Lesiones, amenazas, coacciones, maltrato, injurias y/o vejaciones centran la mayor parte de las 3.919 agresiones que han sufrido los médicos en el ejercicio de su profesión en toda España en los ocho últimos años, según los datos del Observatorio. De los casos de violencia que se contabilizaron, el 14% acabó con lesiones, el 35% fueron insultos y el 51% amenazas.

Por comunidades autónomas, las que han registrado un mayor número de agresiones denunciadas en los colegios han sido Andalucía (124), Madrid (85), Cataluña (61), aunque la incidencia mayor por mil colegiados se ha producido en Melilla, Extremadura, Cantabria y Andalucía.

"Es una situación insostenible no por la cuantía de las agresiones, sino por el hecho en sí. Agredir a un profesional sanitario afecta al conjunto del sistema y a la relación asistencial de calidad", ha señalado durante la presentación de los nuevos datos el presidente de la OMC, Serafín Romero, que achacó el mayor número de agresiones a mujeres a que "no se les tiene la misma consideración, especialmente a las jóvenes".

Por su parte, el Observatorio Nacional de Agresiones a Enfermeras y Enfermeros del Consejo General de Enfermería registró un total de 1.469 agresiones en 2018 y aseguró que "hay mucho más debajo".

"En aquellas regiones donde hay pocos casos, las cifras nos dicen que se hace un registro insuficiente respecto a lo que está ocurriendo en la realidad, con lo que se vuelve ha poner de manifiesto que hay un mal manejo de la información relacionada con las agresiones", valoró el secretario general del Consejo General de Enfermería, Diego Ayuso.

Por comunidades autónomas, la que más agresiones ha contabilizado es Andalucía, con 373, seguida de País Vasco, 184, y Castilla-La Mancha, con 145. Por otra parte, la tipología de la agresión es fundamentalmente verbal, en un porcentaje que se sitúa en más de un 70%, mientras que la agresión física se sitúa en torno a un 30%.

"A nivel penal, lo que se denuncia es la agresión física, pero son muchas más las que se sufren a nivel verbal y afectan desde el punto de vista psicológico de una forma muy importante al profesional", subrayó Ayuso.

En este contexto, el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, incidió en que "sabemos que hay muchas más agresiones de las que tenemos constancia, principalmente cuando hablamos de amenazas o insultos, porque los profesionales piensan que la agresión verbal no es motivo de denuncia".

También el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) está trabajando en la creación de un Observatorio Nacional de Agresiones de la Profesión Farmacéutica, que estará operativo para poder registrar y publicar datos a principios del año viene.

Así lo anunció su presidente, Jesús Aguilar. Tomando como referencia el trabajo de la OMC, se va a crear un grupo de trabajo entre ambas organizaciones para desarrollar acciones formativas, de visibilización y de comunicación conjuntas en este ámbito.

Asimismo, el presidente del CGCOF avanzó que, igualmente, se trabajará en la elaboración de protocolos de actuación y en el desarrollo de sistemas de notificación para luchar contra esta lacra. "Es una realidad, la de las agresiones, al que muchas veces no se les da importancia, como pueden ser las agresiones verbales, y no se notifican por parte del profesional sanitario. Y contra las agresiones, tolerancia cero", subrayó Aguilar.