Un simple análisis de sangre podría ayudar a predecir la progresión del Parkinson (J Parkinsons Dis)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) han desarrollado un análisis de sangre para detectar biomarcadores inflamatorios y de senescencia celular, que podría ser un predictor fiable del declive cognitivo, incluyendo la identificación de aquellos pacientes con enfermedad de Parkinson que desarrollarán una demencia temprana y una progresión motora.

En su trabajo, publicado en el Journal of Parkinson's Disease, examinaron la asociación de los marcadores derivados de la sangre con la función motora y cognitiva a lo largo del tiempo para descubrir si podría ayudar a predecir mejor la progresión de la enfermedad de los pacientes con Parkinson recién diagnosticados. Más de 150 pacientes recién diagnosticados y 99 controles se sometieron a evaluaciones físicas y cognitivas durante 36 meses de seguimiento.

Los investigadores analizaron si los marcadores de senescencia celular como la longitud de los telómeros, la expresión de p16 y p21, así como los marcadores inflamatorios en las muestras de sangre tomadas cerca del diagnóstico, pueden predecir la progresión cognitiva y motora de la enfermedad en los próximos 36 meses. Los investigadores también seleccionaron cinco marcadores de inflamación a partir de los datos de referencia existentes.

El estudio demostró que los pacientes con Parkinson tenían telómeros más cortos en comparación con los controles sanos. Esos pacientes, que habían desarrollado demencia después de tres años, también tenían telómeros significativamente más cortos en comparación con las personas que estaban libres de demencia en ese momento. Los niveles de p16 se asociaron a tasas más rápidas de declive motor y cognitivo en un período de 36 meses.

"El desarrollo de biomarcadores adecuados basados en la sangre para predecir los resultados es importante para las enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, que progresan a lo largo de muchos años. Los marcadores que hemos identificado necesitan ser validados en estudios adicionales, pero podrían ayudar en última instancia a planificar un manejo más específico para los pacientes en las primeras etapas de su enfermedad. Además, una mejor comprensión de los cambios biológicos que predicen el curso de la enfermedad tiene implicaciones para posibles terapias futuras para esta patología", explica uno de los autores del trabajo, Gabriele Saretzki.