Un polímero antimicrobiano es capaz de eliminar las bacterias resistentes a los antibióticos (Nat Commun)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de la Alianza de Investigación y Tecnología de Singapur-MIT y la Universidad Tecnológica de Nanyang (Singapur) han diseñado un polímero antimicrobiano que puede eliminar las bacterias resistentes a los antibióticos de uso habitual, lo que podría ayudar a combatir la resistencia a los medicamentos.

El avance, publicado en Nature Communications, puede allanar el camino para el desarrollo de un medicamento para el cual las bacterias tienen una tasa significativamente más lenta de desarrollar resistencia y ayudar a prevenir cientos de miles de muertes cada año causadas por bacterias resistentes a los antibióticos, comentan los investigadores.

Si bien los péptidos alfa se han utilizado durante mucho tiempo para tratar bacterias resistentes como Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA), tienden a ser bastante inestables o tóxicos en el cuerpo.

Por ello, por primera vez, los autores han probado péptidos beta para combatir tales bacterias en seres vivos. El nuevo polímero, diseñado para tener cierta estabilidad, se degrada lentamente en el cuerpo, lo que le permite tener más tiempo para trabajar. Los investigadores subrayan que tiene poco o ningún impacto de toxicidad.

"Por lo general, los antibióticos no funcionan en varias formas de bacterias a medida que se vuelven resistentes", explica investigadora principal Mary Chan-Park.

Debido a esto, asegura que están "realmente entusiasmados" de que el nuevo polímero de péptido beta haya demostrado ser muy prometedor en la lucha contra las cepas de bacterias resistentes a los antibióticos. "Además, también ha demostrado su letalidad contra la biopelícula y los tipos persistentes de bacterias, sobre los cuales los antibióticos actuales tienen una acción limitada", añade.

Si bien el siguiente paso para la investigación es probar el polímero en animales infectados por MRSA en granjas porcinas, los investigadores también se están preparando para probar los medicamentos en ensayos clínicos.

"Este es un nuevo enfoque prometedor para combatir la resistencia a los antimicrobianos que no se había hecho antes", resume el investigador Kevin Pethe. "Los estudios de toxicidad y prueba de concepto han demostrado que esto puede ser el camino del desarrollo de fármacos, ya que muestra una buena potencia y baja toxicidad, y esperamos que se desarrolle como un fármaco tópico para los humanos", concluye.