Un nuevo test puede detectar el cáncer de pulmón hasta cuatro años antes que con las técnicas actuales


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo test que analiza la respuesta del sistema inmunitario ante un cáncer en sus fases más precoces ha demostrado ser capaz de detectar el cáncer de pulmón cuatro años o más antes de que lo que se logra con los métodos diagnósticos actuales, a través de la plataforma de diagnóstico de Oncimmune EarlyCDT.

Esta plataforma aprovecha la respuesta del sistema inmunitario para detectar la presencia de autoanticuerpos generados por el organismo como parte de la defensa natural ante las células cancerosas. Los hallazgos se han presentado en Barcelona durante el President's Symposium de la Conferencia Mundial sobre Cáncer de Pulmón de 2019, organizada por la Asociación Internacional para el Estudio del Cáncer de Pulmón (IASLC).

El ensayo, aleatorizado y controlado, se ha llevado a cabo sobre 12.209 personas en Escocia que presentaban un riesgo elevado de desarrollar cáncer de pulmón. Sus resultados demuestran que, gracias al test, se pudieron diagnosticar más personas en la fase temprana de la enfermedad en los dos años posteriores a la realización de la prueba de pulmón EarlyCDT que las que se detectaron con los métodos convencionales.

Los autores creen que este ensayo es el más grande para la detección de cáncer de pulmón utilizando biomarcadores realizados en cualquier parte del mundo. Además, "EarlyCDT Lung permite la estratificación de las personas de acuerdo con su riesgo de desarrollar cáncer de pulmón", han afirmado.

"Hasta ahora la detección precoz del cáncer de pulmón se hacía exclusivamente con la tomografía axial computarizada, escáner o TAC de baja dosis, es decir, una prueba de imagen que se lleva a cabo en las personas fumadoras comparable a las mamografías que se hace las mujeres a partir de cierta edad", explica Luis Seijo Maceiras, codirector del Departamento de Neumología de la Clínica Universitaria de Navarra, que no participó en el estudio.

Entre las personas que se sometieron a la prueba y desarrollaron cáncer de pulmón en los dos años siguientes, el 41,1% había sido diagnosticado en una etapa temprana de la enfermedad, en comparación con el 26,8% entre el grupo control sujeto a la práctica clínica estándar.

Tal como apuntan los autores, el ensayo también mostró una tasa más baja de fallecimientos entre las personas a las que se les realizó el test a los dos años en comparación con las del grupo de control, quienes no se sometieron a la prueba. Las muertes específicas por cáncer de pulmón también fueron menores en el grupo de intervención. Los datos sugieren que la prueba de pulmón EarlyCDT, seguida de escáner o TAC de baja dosis, podría reducir la mortalidad, aunque el ensayo no se había diseñado para demostrar este objetivo a dos años.

Para Frank Sullivan, profesor de medicina de la Universidad de St. Andrews (Reino Unido) e investigador jefe del ensayo, "es probable que estos hallazgos tengan implicaciones significativas a nivel mundial para la detección precoz del cáncer de pulmón al mostrar cómo mediante un análisis de sangre, seguido de escáner o TAC de baja dosis, puede incrementar el número de pacientes diagnosticados en una etapa anterior de la enfermedad, cuando la cirugía aún es posible y las perspectivas de supervivencia son mucho mayores".