Un nuevo informe describe las acciones para eliminar las barreras a los antibióticos en los países de renta baja y media

  • Frost I, et al.
  • Centro para la Dinámica, Economía y Política de las Enfermedades
  • 11 abr. 2019

  • de Priscilla Lynch
  • Medical News
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo informe del Centro para la Dinámica, Economía y Política de las Enfermedades (CDDEP) hace una serie de recomendaciones para reducir la carga de mortalidad en relación con el escaso acceso a antibióticos en los países de renta baja y media.

Los investigadores del CDDEP entrevistaron a partes implicadas de Uganda, India y Alemania, y realizaron revisiones bibliográficas para identificar las principales barreras de acceso a los antibióticos en los países de renta baja, media y alta.

Una formación insuficiente sobre antimicrobianos y también cantidades insuficientes de profesionales sanitarios, cadenas de suministro de fármacos poco sólidas, medicamentos de baja calidad y falsificaciones, y elevados costes médicos que los pacientes deben pagar de su bolsillo son algunos de los problemas identificados por el informe Barreras de acceso a los antibióticos.

"Nuestra investigación muestra que de los 21 nuevos antibióticos que se han introducido en los mercados entre 1999 y 2014, menos de cinco se han registrado en la mayoría de los países del África subsahariana", explicó el Dr. Ramanan Laxminarayan, director de CDDEP y coautor del informe.

El informe hace una serie de recomendaciones en las que se proponen acciones sobre la investigación y el desarrollo de antibióticos y diagnósticos, reforzar la capacidad reguladora, animar al desarrollo y diversificación de la fabricación local de calidad, explorar opciones de financiación innovadoras para reducir los pagos directos de los pacientes, concienciar y mejorar las guías de tratamiento clínico.

La mayoría de los 5,7 millones de muertes que se producen al año en todo el mundo y que podrían tratarse con antibióticos se producen en los países de renta baja y media, donde la carga de mortalidad de las infecciones bacterianas tratables supera de lejos las 700.000 muertes anuales estimadas por infecciones resistentes a antibióticos, afirma el informe.