Un nuevo estudio retoma la recomendación de moderar el consumo de huevos para controlar el colesterol (JAMA)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una nueva investigación de la Universidad de Massachusetts Lowell (Estados Unidos) recupera la recomendación de moderar el consumo de huevos para controlar el colesterol debido a que el riesgo de enfermedad cardíaca y muerte por esta causa aumenta con la cantidad de huevos que consume una persona.

La investigación, publicada en JAMA, realizó un seguimiento de las dietas, la salud y los hábitos de vida de casi 30.000 adultos en todo Estados Unidos durante 31 años y ha encontrado que el colesterol de los huevos, cuando se consume en grandes cantidades, se asocia a efectos nocivos para la salud, explica la autora Katherine Tucker.

Los resultados del estudio coinciden con que el consumo de huevos en el país sigue aumentando. En 2017, las personas comieron un promedio de 279 huevos por año, en comparación con 254 huevos en 2012, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Las pautas dietéticas actuales para los estadounidenses no ofrecen consejos sobre la cantidad de huevos que las personas pueden comer cada día. Estas pautas, que se actualizan cada cinco años, no incluyen esto porque los expertos en nutrición habían empezado a creer que las grasas saturadas eran el factor determinante de los altos niveles de colesterol, en lugar de los huevos, según Tucker. Sin embargo, antes de 2015, las pautas recomendaban que las personas no consumieran más de 300 mg de colesterol al día.

Un huevo grande contiene casi 200 mg de colesterol, aproximadamente la misma cantidad que un bistec de 225 gramos, según el Departamento de Agricultura. Otros alimentos que contienen altos niveles de colesterol son las carnes procesadas, el queso y los productos lácteos altos en grasa.

Si bien la nueva investigación no ofrece recomendaciones específicas sobre el consumo de huevos o colesterol, encontró que cada 300 mg adicionales de colesterol consumidos más allá del umbral de 300 mg al día se asoció a un riesgo 17% más alto de enfermedad cardiovascular y 18% más elevado de muerte.

Comer varios huevos a la semana es razonable, admite Tucker, ya que incluyen nutrientes beneficiosos para la salud de los ojos y los huesos. "Pero recomiendo que las personas eviten comer tortillas de tres huevos todos los días -advierte-. La nutrición tiene que ver con la moderación y el equilibrio".

Los resultados de la investigación también determinaron que el régimen de ejercicio de los participantes del estudio y la calidad de la dieta en general, incluida la cantidad y el tipo de grasa que consumían, no cambiaron la relación entre el colesterol en la dieta y el riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte cardiovascular.

"Este es un estudio sólido porque el modelo se ajustó a factores como la calidad de la dieta -asegura Tucker-. Incluso para las personas con dietas saludables, el efecto dañino de una mayor ingesta de huevos y colesterol fue constante".