Un nuevo análisis de sangre podría mejorar el diagnóstico del cáncer de ovario sin necesidad de cirugía (Commun Biol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo análisis de sangre desarrollado por investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia) se muestra prometedor para un diagnóstico del cáncer de ovario más preciso, sin necesidad de cirugía. Hasta ahora, según los autores, la mayoría de las mujeres que se sometían a una cirugía por sospecha de cáncer de ovario no tenían la enfermedad.

El estudio, publicado en Communications Biology, asegura que el cáncer de ovario a menudo se descubre en una etapa tardía y tiene una alta tasa de mortalidad. De cada diez pacientes, solo 3 o 4 sobreviven cinco años después del tratamiento. Además, las mujeres con hallazgos accidentales de un quiste ovárico o con síntomas se someten a una ecografía y, si se observan anomalías, la cirugía es la única forma de asegurarse de que se detecten todos los cánceres.

"Necesitamos desarrollar diagnósticos prequirúrgicos más precisos. Existe una gran necesidad de un simple análisis de sangre que podría identificar a las mujeres que no necesitan cirugía", ha señalado Karin Sundfeldt, profesora de la Universidad de Gotemburgo.

En el estudio los investigadores han desarrollado una prueba de biomarcadores basada en el análisis de 11 proteínas. La prueba se usa cuando la ecografía muestra anomalías para identificar a las mujeres sin cáncer. Para los casos en los que los médicos decidan operar, la tasa de cáncer podría aumentar de uno de cada cinco a uno de cada tres. Esto reduciría enormemente cirugías innecesarias y el riesgo de complicaciones relacionadas con la intervención.

Los resultados del estudio "son lo suficientemente prometedores como para considerar la detección temprana del cáncer de ovario. También vemos grandes posibilidades de desarrollar una estrategia para detectar el cáncer de ovario, lo que podría salvar vidas y minimiza la necesidad de una cirugía para descartar el cáncer", concluyen los investigadores.