Un informe evidencia que los países de Europa podrán alcanzar los objetivos de erradicación del sida en el año 2020 (Euro Surveill)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Public Health England y The National AIDS Trust han realizado un informe en que, tras analizar 52 países de Europa y Asia Central, han señalado que los países europeos podrán alcanzar los objetivos de erradicación del sida en el año 2020.

Los objetivos mundiales establecidos por ONUSIDA para 2020, conocidos como los objetivos 90-90-90 son diagnosticar al 90% de todas las personas con VIH, proporcionar terapia antirretroviral para el 90% de los diagnosticados y lograr la supresión viral en el 90% de los tratados.

Tras el análisis de los datos proporcionados por los 52 países en 2018, el progreso hacia las metas 90-90-90 se sitúa en el 86%, 91% y 92% en al Unión Europea, si bien las cifras muestran una "brecha significativa" en la cantidad de personas diagnosticadas con VIH pero que no reciben tratamiento: 80%, 64% y 86%.

Según el trabajo, publicado en Eurosurveillance, entre los aproximadamente 2,1 millones de personas que viven con el VIH en Europa y Asia Central, se estima que solo dos de cada cinco habrán eliminado su enfermedad este año. "Además, la caída sustancial entre los porcentajes diagnosticados y tratados en la subregión del este es preocupante, ya que permite muertes prevenibles, enfermedades graves y transmisión en curso", señalan.

Los resultados brindan nuevos conocimientos sobre los pasos necesarios en las respuestas nacionales al virus, señalando la necesidad de realizar un aumento rápido y sostenible del acceso al tratamiento. Una necesidad que es particularmente importante en los países del Este donde el resultado obtenido en la investigación ha sido del 76%, 46% y 78%.

"Los objetivos 90-90-90 siguen siendo una herramienta poderosa para evaluar el progreso hacia la eliminación del VIH e impulsar los estándares de atención para las personas que viven con el VIH. Sin embargo, estos objetivos no proporcionan una imagen completa de la respuesta de salud pública al VIH. Cada 'último 10%' incluye a personas especialmente marginadas de los servicios de salud", concluyen.