Un informe europeo advierte que los antibióticos son cada vez menos efectivos frente a infecciones que se transmiten entre animales y humanos


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los antimicrobianos utilizados para tratar enfermedades que pueden transmitirse entre animales y humanos, como la campilobacteriosis y la salmonelosis, son cada vez menos efectivos debido al uso excesivo e indiscriminado de antibióticos, según un informe publicado por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

"El informe debe sonar de nuevo las alarmas. Estamos entrando en un mundo donde cada vez más las infecciones comunes se vuelven difíciles, o incluso a veces imposibles de tratar. Antes de que las campanas de alarma se conviertan en una sirena ensordecedora, asegurémonos de que actuemos cada vez más en conjunto, en todos los países y en todos los sectores de salud pública, salud animal y medio ambiente", ha comentado el comisario de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, Vytenis Andriukaitis.

Según el estudio, que se refiere a los datos de 2017, la resistencia a las fluoroquinolonas (como la ciprofloxacina) es tan alta en la bacteria Campylobacter en algunos países que estos antimicrobianos ya no funcionan para el tratamiento de los casos severos de campilobacteriosis.

La mayoría de los países informaron que la salmonela en humanos es cada vez más resistente a las fluoroquinolonas. La resistencia a múltiples fármacos (resistencia a tres o más antimicrobianos) es alta en Salmonella que se encuentra en humanos (28,3%) y animales, particularmente en S. typhimurium.

En Campylobacter se encontró que altas y extremadamente altas proporciones de bacterias son resistentes a la ciprofloxacina y las tetraciclinas. Sin embargo, la resistencia combinada a los antimicrobianos de importancia crítica fue de muy baja a baja en Salmonella y Campylobacter en humanos y animales y en el indicador E. coli en animales.

"Ahora es el momento de cambiar el rumbo de la resistencia a los antimicrobianos si queremos que los antibióticos funcionen. Es especialmente preocupante cuando se trata de resistencia combinada: incluso las bajas proporciones significan que muchos miles de pacientes en toda la UE tienen opciones de tratamiento limitadas para infecciones graves", ha señalado al respecto el científico jefe del ECDC, Mike Catchpole.

Por su parte, la científica principal de la EFSA, Marta Hugas, ha recordado que cuando los Estados europeos han implementado políticas estrictas, la resistencia a los antimicrobianos ha disminuido en los animales. "Los informes anuales de las agencias europeas y nacionales incluyen ejemplos notables. Esto debería servir de inspiración para otros países", concluye.