Un grupo de más de 350 expertos y varios ex altos cargos de Sanidad piden a Pedro Sánchez la refundación del Sistema Nacional de Salud


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un grupo de más de 350 personas vinculadas a la sanidad, entre los que se encuentran profesionales de la medicina, la enfermería, la psicología, la farmacia, el trabajo social, funcionarios, periodistas sanitarios, expertos en derecho sanitario, profesores universitarios así como varios ex altos cargos de Sanidad y de las comunidades autónomas, se han dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, proponiendo la refundación del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Los firmantes del documento, encabezado por el cardiólogo Jesús Gutiérrez Morlote, valoran muy positivamente la Ley General de Sanidad y la Reforma Sanitaria que impulsó, pero consideran que el estado actual del SNS, tras los cambios de todo tipo y la gran crisis de 2008, debe refundarse. Para recuperar el impulso de esas normas, proponen un Pacto de Estado para la Sanidad, entre el Gobierno de España y los gobiernos de las comunidades autónomas.

A su juicio, el SNS "está infrafinanciado, faltando profesionales y siendo precario el empleo y bajas las retribuciones". "La crisis de la COVID-19 ha demostrado que un SNS que no puede dar una adecuada respuesta puede incrementar dramáticamente la crisis económica", denuncian. Así, proponen un gasto sanitario como el de la media de los países de la Zona Euro y que las transferencias económicas del Estado a las comunidades autónomas garanticen que se mantiene la equidad en el SNS, "algo que no sucede actualmente".

También señalan la necesidad urgente de reforzar el Ministerio de Sanidad, dotándolo de los recursos humanos y presupuestarios que le permitan liderar crisis como la de la COVID-19 y promover la cohesión del conjunto del SNS. "La reciente epidemia ha demostrado que no ha habido suficiente solidaridad entre las comunidades autónomas y el Ministerio", critican.

Además, proponen reforzar el Consejo Interterritorial, cuyas decisiones "deberían ser vinculantes". "Del Consejo podrían depender una serie de agencias para la coordinación de determinadas compras o de las inversiones en tecnología con cobertura suprarregional, los centros de referencia, la Organización Nacional de Trasplantes, el Instituto de Salud Carlos III (con el Centro Nacional de Epidemiología y otros), etc.", apuntan.

También se refieren a la Salud Pública, que consideran el "corazón de la sanidad". "Debe reforzarse, actualizando los planes de prevención y respuesta a pandemias", avanzan. En cuanto a los Sistemas de Información, "ahora dispersos", pretenden la creación de una Oficina de Información Sanitaria que informe al Parlamento.

Un apartado se dedica en exclusiva a la política de personal, "el recurso más importante con que cuenta la sanidad española". En este sentido, reclaman que los sanitarios gocen de "una remuneración satisfactoria, estabilidad laboral y expectativa de desarrollo profesional y que promueva la iniciativa y la evaluación".

Estos expertos piden una apuesta decidida por el refuerzo de la atención primaria (destinándole un 25-30% del gasto sanitario), modificando su oferta de servicios e incorporando a otros profesionales y nuevas tecnologías, con gestión clínica autónoma así como coordinación o integración de los servicios sociales.

En cuanto a los hospitales, se promueve la complementariedad interregional y una nueva organización, según las necesidades de los pacientes y sus procesos, "más plana y con mayor participación de los profesionales, así como nuevas fórmulas de selección y promoción tanto de estos como de los directivos, basadas ambas en la meritocracia y la pertinencia".