Un fármaco experimental frena el crecimiento de tumores después de la quimioterapia (PNAS)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Centro Médico Beth Israel Deaconess (Estados Unidos), han desarrollado un medicamento antiinflamatorio para suprimir las reapariciones de tumores que se producen después de la quimioterapia, un método que se ha probado en ratones con cáncer de ovario.

El estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, ha seguido una investigación previa en la que se demostraba que las células cancerosas muertas, erradicadas gracias a los tratamientos convencionales para el cáncer, desencadenaban, paradójicamente, una inflamación que promueve el crecimiento tumoral y la metástasis.

Trabajando en ratones con un tipo de la enfermedad, el equipo confirmó que las células de cáncer de ovario muertas por quimioterapia inducen a las células inmunitarias circundantes, llamadas macrófagos, a liberar una oleada de sustancias químicas. Juntos, estos químicos conocidos como citocinas y mediadores de lípidos, crean un entorno propicio para el crecimiento y la supervivencia del tumor.

Al respecto, el director del proyecto, Allison Gartung, asegura que la terapia convencional contra el cáncer "es un arma de doble filo", ya que el mismo tratamiento para controlar la enfermedad "también la ayuda a sobrevivir y crecer". Para prevenir la recurrencia del tumor después de la quimoioterapia, "es fundamental neutralizar la actividad inherente de reproducción de tumores a partir de los desechos generados por la propia terapia", explica.

A continuación, el equipo demostró que el medicamento antiinflamatorio, llamado PTUPB y diseñado específicamente para atacar las vías químicas que conducen a las citocinas y los mediadores de lípidos, bloquea la oleada de sustancias químicas que promueven tumores mediante los macrófagos. Además, los científicos descubrieron que PTUPB prolongaba la supervivencia en ratones con tumores ováricos y suprimía el crecimiento de tumores estimulados por residuos de las terapias convencionales.

El papel de estas citocinas y lípidos inducidos por la quimioterapia "es poco apreciado y mal caracterizado", afirma el profesor y científico del centro, Dipak Panigrahy. Gracias a este nuevo descubrimiento, "los pacientes con cáncer de ovario pueden beneficiarse de la supresión de su liberación".