Un factor genético común aumenta el riesgo de disección coronaria espontánea en mujeres (J Am Coll Cardiol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores británicos y franceses, en colaboración con expertos de Estados Unidos y Australia, han encontrado un factor genético común, ubicado en el cromosoma 6, que aumenta el riesgo de disección coronaria espontánea, una forma de ataque cardiaco atípico, en mujeres jóvenes y de mediana edad. Su investigación se publica en el Journal of the American College of Cardiology.

La disección espontánea de la arteria coronaria (DEAC) afecta a mujeres con un aparente buen estado de salud. Los mecanismos subyacentes de la enfermedad siguen siendo poco conocidos, pero las afectadas tienen sangrados o moretones dentro de la pared de una arteria coronaria, lo que lleva a la compresión externa de la arteria, impidiendo así que la sangre fluya con normalidad hacia el músculo cardíaco y provoque un infarto.

"Se ha demostrado que una proporción significativa de personas con un ataque cardíaco de tipo DEAC también tienen anomalías en otras arterias en otras partes del cuerpo. Estudios recientes han identificado un factor genético en el cromosoma 6 como asociado con un mayor riesgo de displasia fibromuscular, un tipo de anomalía arterial común en pacientes con DEAC. En este estudio investigamos si este factor también estaba asociado con la DEAC. Y la respuesta es sí, este factor genético: el alelo A de la variante genética rs9349379 ubicado en el gen PHACTR1, también es un factor de riesgo para DEAC ", han explicado los investigadores.

Curiosamente, prosiguen, también parece dar un pequeño efecto protector de un ataque cardíaco clásico, por el cual ya se sabe que otra forma alélica de la misma variante genética aumenta el riesgo tanto en hombres como en mujeres. "Otra característica importante del alelo A es que es muy común en la población general y confiere un riesgo moderado. Un aumento de alrededor del 70%, lo que indica que muchos otros factores genéticos también deben contribuir a la susceptibilidad genética a DEAC ", han añadido.

Ahora bien, los investigadores han señalado que, al igual que con cualquier enfermedad que tenga muchos factores genéticos y ambientales que contribuyan a su desarrollo, DEAC debe investigarse con un enfoque más holístico para comprenderlo mejor y poder mejorar el manejo de los pacientes afectados.

"La enfermedad cardiovascular es ahora la causa principal de muerte entre las mujeres después del cáncer de mama, por lo que una mejor comprensión de estos ataques cardíacos atípicos por parte de la profesión médica y científica contribuiría a una mejor comprensión de la salud cardiovascular de las mujeres en general", concluyen.