Un estudio muestra que el gen p53 puede desempeñar un papel más importante en el cáncer de riñón del que se pensaba (Nat Commun)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de la Universidad Thomas Jefferson (Estados Unidos) publican en Nature Communications que el gen p53 puede desempeñar un papel más importante del que se pensaba en el cáncer de riñón,

Un trabajo anterior descubrió que PBRM1, el segundo gen más mutado en el cáncer renal, podría interactuar con p53. Sin embargo, otros investigadores no pudieron demostrar definitivamente que era realmente un mecanismo importante en este tipo de tumor.

En lugar de centrarse en la proteína p53, los investigadores se han centrado ahora una versión activada de p53. Los investigadores analizaron si PBRM1 puede ser un lector o traductor del p53 activado.

De esta forma, observaron, con la ayuda de una serie de pruebas bioquímicas y moleculares que utilizan tanto líneas celulares de cáncer humano como muestras de tumores de ratón y humanos, que PBRM1 usa su bromodominio 4 para unirse a p53, pero solo en su forma activada, con el grupo acetilo en un lugar específico. Las mutaciones puntuales derivadas del tumor en la bromodaina 4 pueden interrumpir esta interacción, y el PBRM1 mutante resultante pierde su capacidad de suprimir el crecimiento tumoral.

La investigación sugiere que el segundo gen más altamente mutado en el cáncer de riñón está fuertemente relacionado con una vía de cáncer bien estudiada y comprendida. Debido a que PBRM1 está presente en otros tipos de células y cánceres, este hallazgo podría ser aplicable también a otros tipos de cáncer.

"Esto nos muestra que a pesar de que p53 no está mutado directamente en muchos cánceres de riñón, el tumor sigue interrumpiendo la vía de p53 para impulsar el inicio y el crecimiento del cáncer. Esto sugiere que podría haber una ventana terapéutica para los medicamentos que activan la vía de p53, la cual puede afectar preferentemente a los tumores renales defectuosos de PBRM1 mientras se preservan los tejidos normales", concluyen los autores.