Un estudio del Instituto Carlos III revela que el 70% de los encuestados se vacunarían contra el coronavirus

  • María Baena, MD

  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Instituto de Salud Carlos III (ISC III) ha publicado recientemente los resultados de la primera ronda del estudio COSMO-Spain coordinado por el Centro Nacional de Epidemiología y liderado por la Organización Mundial de la Salud.

COSMO-Spain es una encuesta para monitorizar el comportamiento y las actitudes de la población relacionadas con el COVID-19 en España. Forma parte del estudio de la OMS Behavioural Insights sobre COVID-19 puesto en marcha en 31 países. 

Los objetivos son: identificar las necesidades de información y preferencias de las personas, conocer el grado de aceptación y adherencia a las medidas implantadas o previstas, conocer las conductas de riesgo y estudiar el impacto de la desinformación y los factores psicológicos en el comportamiento preventivo.

El Ministerio de Sanidad espera que “los resultados de esta encuesta aporten información relevante para diseñar estrategias de salud y campañas de sensibilización que ayuden a hacer frente a la pandemia por COVID-19”. 

Estudio preliminar: preocupaciones, actividades, intereses y conocimientos de los españoles en relación a la COVID-19

Los resultados de la primera fase del estudio publicados en julio, se basan en datos obtenidos a través de una encuesta online entre el 5 y el 6 de mayo con 3.398 participantes. 

La mayoría de los encuestados consideraba la COVID-19 una enfermedad grave o muy grave y más de la mitad temían el contagio. Los participantes identificaron hacer la compra, el transporte público y el lugar de trabajo como las actividades donde el riesgo de contagio era mayor. 

El estudio muestra que la población conoce los síntomas y los medios de contagio, así como las medidas higiénicas para prevenirlo. 

Un 96% aseguraba seguir las recomendaciones para reducir la transmisión de la COVID-19, sobre todo el distanciamiento social y el lavado de manos. 

Los españoles consideran que la página web del Ministerio de Sanidad, las ruedas de prensa y los telediarios son las fuentes más fiables de información. Desconfían de las redes sociales, a pesar de que uno de cada tres reconoce utilizarlas para informarse. 

Primera ronda: vacuna, segundo brote, app de rastreo

El ISC III publicó el pasado día 25 de agosto los resultados de esta ronda. Se recolectaron las respuestas de 1.033 residentes de España mayores de 18 años entre el 27 de julio y el 3 de agosto. 

Los datos obtenidos sobre: percepción de riesgo, preocupación, conocimientos, comportamiento, fuentes de información fueron similares a los de la fase previa. Sin embargo, el Ministerio alerta de que todavía hay un 10% que cree que hay que quitarse la mascarilla para toser o estornudar.

Una de las mayores dificultades a las que se enfrentan los encuestados es comprender, evaluar y aplicar la información relativa a la COVID-19. Sobre todo a la hora de valorar si tienen que ir al médico por un problema relacionado con la COVID-19 o para distinguir qué información es fiable y cuál no. 

En quienes más confía la población española es en los científicos, seguido de hospitales, centros de salud, Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas. Describen las medidas llevadas a cabo para frenar la pandemia como adecuadas e improvisadas. 

Las decisiones en las que más concuerdan los encuestados son: el uso obligatorio de mascarilla, la apertura de comercios y la libertad de movimientos entre provincias. Además, prefieren que sean las comunidades autónomas las que determinen las normativas. Sin embargo, la libertad de movimiento entre países, la apertura de gimnasios o instalaciones deportivas, la realización de eventos y espectáculos de masas y la apertura de los bares y restaurantes, generan desacuerdo. 

En relación con la vacuna el 70% respondió que se la pondrían si hubiera una vacuna disponible y fuera indicada por las autoridades.

Al preguntar sobre las app de rastreo un 59% contestó que se la descargarían. Desde principios de agosto está disponible en algunas comunidades la app Radar Covid y el Ministerio de Sanidad espera que llegue a toda España a lo largo de este mes de Septiembre. 

Ante un segundo brote generalizado de COVID-19 (hay que tener en cuenta que la encuesta se realizó en julio cuando el número de casos por COVID-19 aún no era tan elevado) los encuestados consideran que se deberían prohibir los eventos multitudinarios y confinar las zonas más afectadas. 

La investigación, está liderada por la investigadora M. João Forjaz, en colaboración con Carmen Rodríguez Blázquez (ambas del CNE) y María Romay-Barja (Centro Nacional de Medicina Tropical). Además, participan María Falcón, de la Universidad de Murcia, un equipo de la universidad de Cádiz, el Ministerio de Sanidad y la propia OMS.