Un estudio de siete países revela que los virus son la nueva causa principal de neumonía infantil global (Lancet)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El virus respiratorio sincitial (VRS), entre otros, parecen ser actualmente las principales causas de neumonía infantil grave en los países de ingresos bajos y medios, lo que subraya la necesidad de vacunas contra estos patógenos, según un estudio de un consorcio internacional de científicos liderado por un equipo de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos).

La neumonía es la principal causa de muerte en todo el mundo entre los niños menores de 5 años, con aproximadamente 900.000 muertes y más de 100 millones de casos cada año. Esto hace que la neumonía sea una causa de mortalidad infantil más importante que la malaria, la tuberculosis, el VIH, el virus Zika y el virus Ébola juntos.

El estudio, publicado en The Lancet, es el más grande y completo de su tipo desde la década de los ochenta. Incluye a casi 10.000 niños de siete países africanos y asiáticos.

Después de analizar virus, bacterias y otros patógenos en niños con neumonía grave hospitalizados y en niños de la comunidad sin neumonía, se encontró que el 61% de los casos de neumonía grave fueron causados por virus, liderados por el VRS, que representó el 31% de todos los casos.

"Antes de este estudio no sabíamos qué virus y bacterias específicos están causando la mayoría de los casos graves de neumonía infantil en el mundo, pero las organizaciones de salud pública y los fabricantes de vacunas realmente necesitan esa información para reducir la mortalidad infantil que todavía causa la neumonía", alerta la investigadora coautora del estudio, Maria Deloria Knoll.

Identificar los patógenos que causan la enfermedad es difícil en casos individuales y mucho más en una escala de miles de casos, especialmente en países de ingresos bajos y medios donde se producen la mayoría de las muertes por neumonía. Los investigadores en estudios de neumonía anteriores simplemente carecían de los recursos microbiológicos y analíticos para producir estimaciones de los principales patógenos de la neumonía, apunta Knoll.

En las últimas dos décadas muchos países de ingresos bajos y medios han introducido vacunas efectivas contra las principales causas bacterianas conocidas de la neumonía, Haemophilus influenzae tipo B y Streptococcus pneumoniae, por lo que la combinación global de patógenos que causan la neumonía infantil ha cambiado.

El nuevo estudio incluyó 4.232 casos de neumonía hospitalizada grave entre niños menores de 5 años y 5.119 niños de la comunidad sin neumonía durante un período de dos años. El estudio se llevó a cabo en Bangladesh, Gambia, Kenia, Malí, Sudáfrica, Tailandia y Zambia.

Se tomaron muestras nasales y de garganta, así como de sangre, esputo y otros fluidos de los casos y controles, y las analizaron para detectar patógenos utilizando técnicas de laboratorio de vanguardia.

Los casos para el análisis primario se limitaron a aquellos cuya neumonía fue confirmada por radiografía de tórax, y los niños con VIH se consideraron en un análisis separado porque las causas de su neumonía probablemente difieren de las personas sin VIH.

Con métodos analíticos únicos para un estudio de etiología, los investigadores compararon los patógenos encontrados en muestras de casos de neumonía grave con los de otros niños de la comunidad para estimar la causa más probable de cada caso. De esta manera pudieron identificar las principales causas de neumonía infantil entre los niños en estos entornos.

Concluyeron que, en todos los puntos de estudio combinados, los virus representaban el 61,4% de los casos, las bacterias el 27,3% de los casos y la Mycobacterium tuberculosis el 5,9%. Las causas fúngicas y desconocidas explican el resto.

El VRS representó casi un tercio de todos los casos y fue la causa principal de neumonía grave en cada uno de los siete países estudiados. Otras causas principales fueron el rinovirus, el metaneumovirus humano, los virus de la parainfluenza y la bacteria S. pneumoniae.

"Ahora tenemos una idea mucho mejor de qué nuevas vacunas tendrían el mayor impacto en términos de reducir la enfermedad y la mortalidad por neumonía infantil en estos países", asegura Katherine O'Brien, que dirigió el estudio.