Un entorno virtual inmersivo ayuda a diagnosticar el autismo en tiempo récord


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Especialistas de los Centros de Desarrollo Cognitivo Red Cenit y del Instituto I3B de la Universitat Politècnica de València (UPV) han diseñado la T-ROOM, un entorno virtual inmersivo, único a nivel internacional, que consigue diagnosticar a un niño con Trastorno del Espectro Autista (TEA) de otro sin este trastorno en tiempo récord, menos de una hora.

Mediante esta plataforma 3D para la intervención en contextos sociales que recrea situaciones cotidianas, los pequeños son estimulados visual, auditiva y olfativamente, mientras interactúan a través de diversos escenarios convencionales de la vida familiar.

Algunos de los ambientes que se pueden encontrar en la T-ROOM están acceder a diferentes comercios, jugar en un parque infantil, o ver una película en una sala de cine, detalla Red Cenit en un comunicado.

Las sesiones están supervisadas y dirigidas en todo momento por terapeutas especializados que controlan, a través de una tablet, el nivel de estimulación a la que los niños son sometidos. Mientras tanto se les viste con una pulsera no invasiva que mide su actividad electrodermal y unas ligeras gafas de eye tracking o seguimiento de mirada, desprovistas de cables.

Estas experiencias son filmadas con una cámara de profundidad que detecta la pose y que informa si el pequeño realiza determinadas estereotipias propias del TEA. La investigación se encuentra actualmente en su segunda fase de ensayos.

Las primeras pruebas piloto efectuadas por los investigadores de Red Cenit y del I3B de la UPV se realizaron con un grupo de un total de 99 niños (51 niños TEA y 48 normotípicos), con edades comprendidas entre 3 y 7 años en sesiones de media hora.

Los resultados mostraron que T-ROOM podía discriminar a un niño con TEA de un niño normotípico en un 80% de los casos. Las pruebas necesarias para este análisis se realizaron en menos de una hora, lo que "dista mucho de los actuales exámenes y entrevistas diagnósticas, que pueden postergarse hasta 15 horas", destacan los responsables.

La T-ROOM se presenta este sábado, 9 de marzo, en el XXI Congreso Internacional de Actualización de Trastornos del Neurodesarrollo, por el neuropsicólogo y director de los Centros Red Cenit, Luis Abad, y por el catedrático de ingeniería biomédica de la UPV Mariano Alcañiz.