Un dispositivo remoto alerta a los médicos en caso de episodios de dolor (Clin J Pain)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los especialistas en dolor reunidos en el XVI Congreso de la Sociedad Española del Dolor (SED), celebrado Zaragoza, han abordado las nuevas tecnologías y tratamientos de futuro para el control de este síntoma, con la mirada puesta en las terapias que llegarán a los pacientes en los próximos diez años, entre ellas un dispositivo remoto que alerta a los médicos en caso de episodios de dolor.

Carlos Suso Ribera, del Laboratorio de Psicología y Tecnología (LabPsiTec) de la Universidad Jaime I de Castellón, dio a conocer la app 'Monitor del Dolor' que su equipo ha desarrollado en colaboración con la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Vall d'Hebron, de Barcelona, según informa la SED en una nota de prensa.

Este instrumento se basa en una tecnología que permite monitorizar a los pacientes a diario y durante el tiempo que transcurre entre consultas con el médico. Con la información que recoge la aplicación, y en función de los algoritmos que define el equipo médico, se ha diseñado un sistema de alertas para la unidad del dolor de modo que puedan realizar ajustes en el tratamiento.

El contenido de la aplicación ha sido validado y publicado en el Clinical Journal of Pain y un estudio clínico está analizando su utilidad y seguridad.

Suso consideró crucial trabajar para que lo que se ha conseguido en términos de aumento de la supervivencia en diversas enfermedades se traduzca también en mejor calidad de vida. "Como sociedad y como profesionales de la salud debemos luchar para que estas personas no solo vivan más, sino también mejor", dijo.

A su modo de ver, es alentador ver el auge del trabajo entre expertos de diferentes disciplinas para proporcionar un tratamiento integral del dolor.

"Es cierto que algunas herramientas tecnológicas, como por ejemplo la realidad virtual, que se ha utilizado para facilitar la distracción en procedimientos médicos dolorosos, o las aplicaciones para móviles, que permiten la telemonitorización e incluso la comunicación de información con el paciente, están poco integradas en el manejo habitual del dolor oncológico. Probablemente veremos importantes avances en esta dirección en los próximos años", ha vaticinado.