Un Día Mundial de la Diabetes centrado en las mujeres


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La diabetes es ya la cuarta causa de muerte entre las mujeres españolas, en parte porque estas pacientes han estado "infratatadas" y tienen una peor adherencia al tratamiento, según han alertado la Sociedad Española de Diabetes (SED) y la Federación Española de Diabetes (FEDE) en un acto en el Senado con motivo del Día Mundial de la enfermedad que se celebra este 14 de noviembre.

"El 44% de los pacientes con diabetes no sigue el tratamiento que le marca su médico y, aunque no tenemos datos, sabemos que en el caso de las mujeres este problema es mayor", ha alertado el presidente de FEDE, Andoni Lorenzo.

Esta peor adherencia al tratamiento se debe a los "roles de género" que todavía persisten en muchas mujeres, ha añadido Anna Novials, presidenta de la SED, que deriva en una "menor tendencia al autocuidado" en favor del de la familia.

"En ocasiones son muy cuidadosas con sus familiares, pero luego no tienen tiempo de tomar su medicación", ha apuntado esta experta, que ha destacado un trabajo puesto en marcha por la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) para mejorar esta situación ya que "los farmacéuticos pueden ayudar mucho a estas mujeres a tomar su medicación".

A ello hay que unir que las complicaciones de la diabetes históricamente se han infravalorado en mujeres, lo que ha llevado a muchos médicos a utilizar tratamientos menos agresivos tras un infarto de miocardio o cerebral que en el caso de los hombres.

Todo ello a pesar de que los estudios epidemiológicos muestran que, con el mismo tratamiento, las mujeres con diabetes tienen un 30% más probabilidades de sufrir un ictus, un 44% más de desarrollar enfermedad renal y hasta un 154% más riesgo de enfermedad coronaria.

En el caso de la diabetes tipo 1 la mortalidad en mujeres es un 37% mayor que en hombres. En todos los casos, ha apuntado Novials, por factores fisiológicos y hormonales, lo que explica que también tengan más riesgo de desarrollar la enfermedad durante el embarazo, lo que se conoce como diabetes gestacional, o tras la menopausia.

De hecho, entre los 61 y 75 años cerca de un 30% de las mujeres tiene diabetes, cifra que se eleva al 40% de la población a partir de los 75 años.

Ante esta situación, esta especialista ha reclamado la necesidad de mejorar las campañas de formación y prevención dado que "cuanto mejor informadas estén estas pacientes más poder de decisión tienen, y mejor conocen los riesgos de no estar debidamente tratadas".

Además, la presidenta de SED añade que hay datos que apuntan que hasta el 70% de los casos de diabetes tipo 2 podrían prevenirse a través de cambios en el estilo de vida.

Por su parte, el presidente de FEDE ha reclamado al Ministerio de Sanidad que convoque cuanto antes a todos los agentes implicados en el abordaje de la diabetes para que consensuar una nueva "hoja de ruta" para la Estrategia Nacional de la Diabetes, ya que la última revisión es de 2012.

"No hay que crear nada nuevo, sino impulsar medidas realistas", ha reclamado Lorenzo, que ha lamentado la "situación preocupante" de la enfermedad en España, ya que hay ya cerca de 6 millones de afectados de los que un tercio está todavía sin diagnosticar.

Este año el Día Mundial de la Diabetes se centra en las mujeres con el eslogan “Nuestro derecho a un futuro sano”. Según la Federación Internacional de Diabetes (FID), en la actualidad hay más de 199 millones de mujeres viviendo con diabetes y se calcula que la cifra aumentará hasta los 313 millones para 2040.

La FID recuerda que la diabetes es la novena causa principal de muerte entre mujeres en todo el mundo, causando 2,1 millones de muertes cada año. Fruto de las condiciones socioeconómicas, las niñas y las mujeres con diabetes se enfrentan a barreras en el acceso a una prevención costo efectiva, detección temprana, diagnóstico, tratamiento y atención, en especial en países en desarrollo.

Además, dos de cada cinco mujeres con diabetes se encuentran en edad reproductiva, con las dificultades que ello conlleva no solo para concebir sino también durante el embarazo. Como último dato, la FID destaca que aproximadamente uno de cada siete nacimientos se ve afectado por la diabetes gestacional (DMG), una amenaza grave para la salud materna e infantil.