Un antihipertensivo y una estatina mejoran la supervivencia incluso después de una década (Lancet)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los medicamentos antihipertensivos e hipolipemiantes continúan mejorando la supervivencia de pacientes con hipertensión después de más de una década, de acuerdo con los últimos resultados del estudio ASCOT Legacy presentado el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), que se desarrolla en Munich (Alemania) y publicado en The Lancet.

"Los pacientes de alrededor de 60 años con hipertensión tuvieron menos probabilidades de morir por enfermedad cardiaca o ictus entre los 75 y 80 años si habían tomado amlodipino y una estatina", explica sobre el estudio Ajay K. Gupta, del Instituto de Investigación William Harvey, en la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido).

ASCOT Legacy es el seguimiento a largo plazo de 8.580 pacientes del Reino Unido que participaron en el ensayo Anglo-Scandinavian Cardiac Outcomes Trial (ASCOT), que entre 1998 y 2000 reclutó pacientes con hipertensión y tres o más factores de riesgo adicionales para la enfermedad cardiovascular.

Los pacientes que tomaron el antagonista del calcio amlodipino durante 5,5 años tuvieron 29% menos probabilidades de haber muerto a causa de un ictus diez años más tarde que aquellos que tomaron el betabloqueante atenolol. Hubo una tendencia no significativa hacia un 10% menos muertes cardiovasculares con la terapia más nueva.

Los pacientes con niveles de colesterol promedio (6,5 mmol/l) o por debajo del promedio al inicio del ensayo que tomaron una estatina durante 3,3 a 5,5 años fueron un 15% menos propensos a morir por causas cardiovasculares 16 años después que aquellos aleatorizados a placebo.

Un subgrupo de pacientes con colesterol superior al promedio que recibieron terapia hipolipemiante estándar durante 5,5 años tuvo un 21% menos muertes cardiovasculares durante diez años de seguimiento con amlodipino en comparación con atenolol. Hubo una tendencia no significativa hacia bajas muertes por todas las causas e ictus con amlodipino.

"Estos resultados son notables. Hemos demostrado previamente que las estatinas aportan beneficios de supervivencia a largo plazo después de que los ensayos se han detenido, pero esta es la primera vez que se ha encontrado con un tratamiento antihipertensivo", detalla Peter Sever, del Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones del Imperial College London (Reino Unido), quien dirigió conjuntamente el estudio con Gupta.