Un análisis de sangre puede ayudar a predecir un parto prematuro espontáneo (Am J Obstetr Gynecol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de Brigham and Women's Hospital (Estados Unidos) publican en el American Journal of Obstetrics & Gynecology haber desarrollado un análisis de sangre que ayuda a predecir qué gestantes pueden tener mayor riesgo de tener parto prematuro espontáneo.

Han mostrado que cinco proteínas de micropartículas circulantes (CMP) que se encuentran en las muestras de sangre en el primer trimestre de embarazo pueden proporcionar pistas importantes sobre el riesgo de parto prematuro espontáneo.

Las CMP son pequeños paquetes secretados por células que pueden contener proteínas, ARN y otras moléculas que actúan como mensajes que pueden transmitirse de una célula a otra. Esta forma de comunicación de célula a célula se ha estudiado especialmente en el cáncer, si bien los expertos se han preguntado ahora si las CMP tienen sus raíces evolutivas en el proceso de implantación placentaria. Además, las proteínas que se encuentran en las CMP pueden detectarse en muestras de sangre de los pacientes.

Ante este escenario, los científicos aprovecharon las muestras de sangre recolectadas hacia el final del primer trimestre del embarazo de tres biobancos establecidos en Seattle, Boston y Pittsburgh. El equipo comparó muestras de 87 mujeres que dieron a luz a las 35 semanas o antes, y muestras de 174 mujeres que dieron a luz a término y tenían la misma edad y la misma semana de embarazo en el momento de la extracción de sangre.

Los autores analizaron varias proteínas asociadas con CMP, pero descubrieron que un subconjunto de estas proteínas podría ayudar a predecir el riesgo tanto para las madres que habían dado a luz previamente como para las madres primerizas. Así, si para las madres primerizas el riesgo de un parto prematuro espontáneo de una mujer es de un 4,9%, la prueba aumentó la probabilidad de riesgo a un 20%, mientras que un resultado negativo lo redujo a un riesgo de 2%.