Un análisis de sangre de bajo coste ayuda a identificar a pacientes con hepatitis B que requieren tratamiento inmediato (J Hepatol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Imperial College London y la Unidad del Consejo de Investigación Médica de Gambia en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Reino Unido, en colaboración con el Instituto Pasteur de París, Francia y otras instituciones africanas y europeas, han desarrollado una escala diagnóstica precisa consistente en un análisis de sangre de bajo coste para identificar a pacientes que requieren tratamiento inmediato contra el virus de la hepatitis B.

La escala consiste en dos análisis de sangre simples: una medición de la presencia de antígenos y de para las enzimas producidas por el hígado en respuesta a la enfermedad, para determinar con precisión qué pacientes precisan tratamiento. Los científicos han encontrado que la escala era tan precisa como los métodos existentes para identificar a los pacientes que necesitan tratamiento inmediato, pero a un precio mucho menor: 17 euros frente a los 85-430 euros de las pruebas actuales.

El estudio, cuyos resultados han sido publicados en el Journal of Hepatology, también concluye que este nuevo método es "mucho más accesible" que los métodos existentes, como la biopsia hepática o el ADN del VHB, un análisis de muestras de sangre mucho más complicado, que requieren recursos y laboratorios que no siempre son accesibles en las regiones más pobres donde se concentra la hepatitis B, como el África subsahariana, donde hay alrededor de 80 millones de personas infectadas.

Los investigadores utilizaron datos de unos 800 de pacientes con hepatitis B en Gambia, que formaron parte del estudio PROLIFICA (Prevención de Fibrosis Hepática y Cáncer en África). Las pruebas se validaron con datos de pacientes africanos en Senegal, Burkina Faso, Alemania, Francia y el Reino Unido.

La nueva prueba diagnóstica, llamada TREAT-B, identificó con precisión a los pacientes con VHB positivos que requieren tratamiento en el 85% de los casos, y pudo identificar con precisión a aquellos que no necesitan tratamiento en el 77% de los casos.

Los científicos reconocen que "se necesita más investigación" pero que si la prueba es exitosa en estudios más grandes podría usarse de forma común para identificar pacientes que necesitan tratamiento de hepatitis B y, así, "salvar a miles de personas". La prueba también podría desarrollarse más para implementarse como una prueba de punción digital, similar a las utilizadas para detectar el VIH, de forma que se obtengan resultados más rápidos.

También descubrieron que el método de diagnóstico funcionaba en todas las etapas de la enfermedad, lo que significa que las personas en las primeras etapas de la enfermedad hepática sin síntomas también podrían ser evaluadas e identificadas.

"Estos resultados muestran que esta prueba simple y económica podría ser una forma precisa de diagnosticar a los pacientes que necesitan tratamiento contra la hepatitis B en países con recursos limitados, lo que podría ayudar a diagnosticar y posteriormente tratar a miles de personas en toda África", ha señalado la coautora del estudio, Maud Lemoine.

En la misma línea, el coautor, Yusuke Shimakawa, del Instituto Pasteur, ha asegurado que, una vez que estos resultados sean validados por estudios posteriores, "podrían integrarse en las directrices de la Organización Mundial de la Salud y las directrices locales, e implementarse en la práctica diaria".